Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una semana de pasada

Fácilmente definible

Cuéllar está acostumbrado a ir por la vida con un concepto muy particular de la sinceridad

Ya conocíamos las venadas de Cuéllar en un campo de fútbol. Las últimas que recuerdo son del partido de la pasada temporada en El Molinón frente al Celta. Se quiso comer a Orellana y a Beauvue porque tuvieron la osadía de disputarle el balón. Limpiamente, por cierto. Alguna vez también

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats