13 de diciembre de 2016
13.12.2016

"Subir al Avilés a Segunda supone medio millón al año"

"Cuando veamos que hay posibilidades de entrar en la Liga Profesional evaluaremos cuánto se invierte en la plantilla"

13.12.2016 | 04:36
"Subir al Avilés a Segunda supone medio millón al año"

El equipo económico de IQ Finanzas, la empresa mexicana que gestionará el Avilés durante los cuatro próximos años, ya sabe que tendrá que aportar en torno al medio millón de euros anuales para conseguir su objetivo de llegar a la Liga de Fútbol Profesional en ese tiempo. El director financiero de la empresa Álvaro López, asegura que esa cifra "no es una sorpresa".
–Teníamos contemplado ese monto que para una persona normal puede parecer mucho, pero para una empresa como la nuestra no es tanto porque se arriesga un capital bastante moderado que puede dar frutos si trabajamos bien el aspecto financiero. Por eso no le tememos al riesgo.
–¿Por qué es interesante invertir ese dinero en el Avilés?
–Porque estamos en un momento financiero mundial crítico y hay que diversificar. Pensamos en colocar parte de nuestro capital en un proyecto que no va a pasar de moda al margen de los cambios de la economía porque la gente no va a dejar de ir al fútbol, aunque es cierto que el fútbol tiene un riesgo moderado-alto y que si este fuera todo mi capital quizás habría tomado otra decisión y buscado algo más seguro.
–Pero el fútbol también es puro sentimiento...
–Sí, pero quienes triunfan en los proyectos deportivos son los profesionales que usan la cabeza en busca de resultados. No vale la pura pasión y cuando llega un fan a un equipo siempre lo quiebra generalmente porque no entiende que hay que invertir en lugar de buscar la solución más barata para el equipo. Y las inversiones no están pensadas para abaratar costos, al contrario, son para rentabilizar. Por eso, cuando haya que invertir medio millón o un millón de euros en fortalecer la plantilla no habrá problemas porque tendremos una planificación financiera y un objetivo económico.
–¿Qué Avilés se encontró?
–Lo primero que encontré y es el motivo por el que estamos aquí, es que lo relacionado con el primer equipo está muy sano y el plan para llegar al Fútbol Profesional está bien encaminado. En todo caso, lo primero es pagar lo que se debe y cuando veamos que hay posibilidades de entrar en la LP, hay que evaluar cuanto se invierte directamente en la plantilla.
–¿Y la escuela?
–Creo que está muy desconectada con el primer proyecto, y también muy divididas las parcelas. La gente de finanzas por un lado, el primer equipo por otro, y el resto por otro. Está todo muy desunido y creo que en eso habrá que trabajar un poco para unificar los esfuerzos hacia un proyecto común. Lo bueno sería que los jugadores de las categorías inferiores participaran de vez en cuanto con el primer equipo porque es una ilusión para los chavales y podría llevar público al campo.
–¿Qué conclusión saca de la situación del club?
¬–Que muchas decisiones de mejora del Avilés no son económicas, son sociales._Cuando llegas a un proyecto miras lo que hay que invertir, pero en este caso te das cuenta de que aquí hay que trabajar en conectar a la gente, y que no es todo puro dinero.
–¿Cómo puede influir en su gestión el desencuentro y la deuda con el Ayuntamiento?
–Es un tema que me interesa que se resuelva y espero que sea en un plazo no mayor a 60 días porque quiero exponer a los responsable municipales un proyecto de desarrollo para el estadio. Por ejemplo, me gustaría que tuviera una pantalla que pudiera rotar hacia la ciudad y convencer a las empresas de apoyar al equipo porque, aunque la carga financiera es accesible, a medio plazo tenemos que cubrir costes.
–¿Qué Avilés quiere ver dentro de cuatro años?
–Un proyecto como el que se hizo en Villarreal, donde la gente se conecta al equipo y muestra al mundo su proyecto. Yo creo que el Avilés puede ser un embajador real de la ciudad porque la situación del Villarreal era similar y hoy es de los equipos con mejores resultados del continente. Eso demuestra que si se puede.
–¿A pesar de contar con unas instalaciones precarias?
–Bueno, nosotros vemos las instalaciones en un nivel medio. De hecho, el complejo de la Toba tiene varias canchas pero no está bien conectado. Quizás sería bueno a largo plazo un proyecto más amplio. Se ha hablado de una ciudad deportiva para Avilés, pero de momento no vamos a trabajar en ese nivel. Nuestra primera etapa es subir a Segunda B y una vez que tengamos credibilidad entre las empresas, intentar desarrollar un proyecto asociado a La Toba, pero para conversar sobre eso tiene que estar solucionado el tema con el Ayuntamiento y eso no es mi parte. Lo que se me indicó es que cuando eso se resuelva podremos empezar a interactuar con el Ayuntamiento, mientras tanto tendremos que esperar.
–¿Es demasiado ambicioso querer llegar a la Liga Profesional en cuatro años?
–Yo no lo veo tanto. Quizás sea porque estoy acostumbrado a hacer cosas de un nivel un poco más complejo. Yo se que el fútbol es muy competitivo en España, pero también que llegar a la LP es una meta posible. El Avilés ya ha estado ahí con buenos resultados y se puede repetir. Quizás llegar a Primera pueda ser más complejo, pero a Segunda lo veo realizable.
¬¿Con esta plantilla?
–Bueno, necesitamos fortalecer el equipo con dos centrales y estamos en eso. Tenemos dos mexicanos que estamos analizando para ver si encajan porque queremos que al menos un sea fuerte a balón parado. Y con esos retoques, pienso que este equipo puede llegar a Segunda B porque es bastante competitivo. Creemos que puede llegar ahora y a partir de ahí hay que fortalecerlo para subir a Segunda en dos o tres años. Yo no lo veo tan imposible.
–¿Qué sensaciones le dejó el equipo ante el Urraca?
–Creo que estos días hay mucho nerviosismo y eso se reflejó en la cancha. No fue el Avilés que vi en los vídeos, era un equipo más nervioso, aunque el resultado fue bueno. Lo importante es que la plantilla creyó en este proyecto y que lo estuvieron haciendo muy bien.
–¿Qué le dice la afición por la calle?
–Los dos últimos días es cierto que la gente me para después de ir al partido y de comunicar lo que queríamos hacer con el Avilés, y la reacción es muy positiva. Muchos aficionados me han felicitado y la sensación es que les ha ilusionado el proyecto.
–¿Se puede volver a ilusionar a una afición tan dolida?
–No creo que la idea no es ilusionarla, la idea es mostrar resultados que es lo que está haciendo el equipo. Y si se mezcla lo financiero y lo deportivo será más fácil para los jugadores concentrarse en lo deportivo porque el éxito llega cuando las cosas están sanas en todos los sentidos.
–Tamargo es el referente en lo deportivo, ¿tiene también ultimado el equipo directivo?
–Más que directivo, es un equipo financiero como empresa. Miguel Retamar se preocupará de que los ingresos lleguen al equipo y que los pagos que se hagan sean necesarios para tener un balance equilibrado que podamos soportar durante largo tiempo. José Ramón Cañedo llevará la dirección general para buscar acuerdos de publicidad que ayuden a sostener el equipo financieramente. Victorino Arias, que colaboró con Golplus, estará en la parte ejecutiva y administrativa porque si tiene las herramientas adecuadas trabaja bien.
–¿Seguirán los directivos?
–Al entrar el control financiero con Miguel es probable que algunos no sigan, pero la mayoría de la parte administrativa seguirá para lograr esa conexión de la que hablábamos de las divisiones inferiores con la superior.
–¿Y Pablo Lago?
–Sí, vamos a trabajar con él porque lo ha estado haciendo bien este tiempo. Y cuando llegue en enero mi equipo de trabajo vamos a apoyarle en su proyecto.
–¿Qué mensaje lleva a su equipo de trabajo en México?
–Que España no está pasando por un buen momento porque la crisis influyó mucho psicológicamente, pero que se dan las condiciones para salir adelante, aunque aquí les cuesta verlo porque fueron años complejos. Creo que es el momento de que venga gente de fuera para dar confianza y les estoy convenciendo para que trabajemos con el equipo en periodos largos.
–¿Le gusta la ciudad?
–Sí, es un Avilés muy clásico con la gente más abierta que en las grandes urbes españolas. Una forma de vivir más tranquila, sin tanta saturación y con gente que se saluda en las calles. Aquí te puedes encontrar a la Alcaldesa o personajes de la vida pública y todos conviven de una manera armónica. Me gusta la ciudad porque tengo un concepto más ecológico de las cosas y aquí hay mucho verde en los alrededores.
–¿Y para concluir?
–Decir que este es mi primer proyecto en el mundo del fútbol, que tiene mucho que ver con la planificación financiera y que creo que es un déficit que queremos resolver en el club.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"