05 de febrero de 2017
05.02.2017

El Celta corta la buena racha del Avilés juvenil

El equipo blanquiazul cayó ante un rival que lucha por el título

05.02.2017 | 00:34
Una acción del choque de ayer en La Toba.

El Real Avilés de División de Honor juvenil lo peleó, pero nada pudo hacer ante la superioridad de uno de los equipos que lucha por el título liguero, el Celta de Vigo. El conjunto blanquiazul recibió al equipo gallego con ganas de seguir con la buena racha en la que estaba inmerso, pero enseguida los visitantes tomaron la delantera para acabar ganando por 1-5.

El Celta desplegó sobre el sintético de La Toba su buen juego y tiró de efectividad para mandar siempre en el marcador. Y es que el primer gol llegó ya en el minuto 10 de partido y mediada la primera parte, el conjunto gallego puso el segundo. Poco después, el Real Avilés supo reaccionar con un tanto de Borja y se metió en el encuentro, pero la alegría le duró poco, ya que antes del descanso, el equipo visitante puso el 1-3.

La segunda mitad fue un quiero y no puedo de los blanquiazules, ante el gran juego de los vigueses, que anotaron otros dos goles. Muestra del poder ofensivo del Celta son los dobletes que pusieron Ton y Gabri para ayudar a su equipo a anotarse una victoria que obliga al Sporting a ganar hoy si quiere mantener la distancia de tres puntos sobre el Celta.

Para el conjunto avilesino, la derrota significa terminar con la mejor racha de lo que va de temporada, tres victorias consecutivas y doce de los últimos quince puntos, que le permitieron salir de los puestos de descenso. El Avilés jugó ayer con cuatro puntos de ventaja sobre los puestos de castigo, por lo que pase lo que pase, estará esta semana en los puestos de permanencia, donde quiere acabar la temporada. Sin embargo, tendrá que mirar de reojo el resto de resultados de sus rivales directos y, a partir de mañana, pensar ya en la visita al Pabellón Ourense, el colista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Sin emoción, no hay fútbol

Manu Vallejo y Rubén Sobrino, jugadores del Valencia CF, clausuraron el Área Movistar LaLiga con una respuesta multitudinaria