08 de febrero de 2017
08.02.2017
Tenista, integrante del equipo español de Copa Davis

"Lo que he pasado en Croacia me hará ser mejor jugador"

"Cuando juegas la Copa Davis la victoria no es para ti, es para el equipo; estás representando a tu país, así que la responsabilidad es mucho mayor"

08.02.2017 | 01:49
Carreño hace un gesto de rabia tras ganar un punto en el partido frente a Nikola Mektic.

El asturiano Pablo Carreño está en estos momentos en boca de los aficionados españoles del tenis. Su victoria ante el croata Nikola Mektic en Osijek clasificó a España para la siguiente ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis, tras una eliminatoria que para el tenista gijonés no comenzó como esperaba.

-¿Qué pasó en la primera jornada?

-Era el primer partido importante que jugaba en la Davis, y hacerlo fuera de casa no fue fácil. El público mete mucha presión, hay muchos nervios. Es verdad que en el quinto set me había puesto 5-2 y, además, estaba jugando mejor, pero el croata nunca dejó de apretar espoleado por el público. Cuando tenía que cerrar el partido con mi saque noté la presión del momento y de la Copa Davis. Luego, tuve tres bolas de partido al resto, pero Skugor sacó muy bien, se fue adelante y no me dio tiempo a nada. Cuando acabó ese partido estaba muy fastidiado, hundido por no haber podido dar el punto a España. Pero hay que levantarse porque era una eliminatoria a cinco partidos y podía ser que tuviera que volver jugar. Así que había que levantarse rápido.

-Tras esa derrota recibió muchos apoyos.

-Recibí mucho cariño, muchos mensajes de apoyo. Por supuesto, de mi familia y de mis amigos, de los que están en los momentos buenos, pero también en los malos. También de muchísima gente a través de las redes sociales y, por supuesto, del resto del equipo. Me llegaron de jugadores que no estaban allí, como Rafa Nadal, David Ferrer, Juan Carlos Ferrero, Pablo Andujar o Tommy Robredo, que estaban siguiendo la eliminatoria y saben lo que es debutar en la Copa Davis y el ambiente que se vive. Todo eso me ayudó muchísimo.

-La Copa Davis es diferente, parece que el ranking importa menos.

-Ya sabía que iba a ser complicado. Todo el mundo que conoce lo que es la Davis lo dice. Hubo mil casos en que un partido que parece que por ranking va a ser fácil luego se complica mucho e incluso se pierde, como fue mi caso. Es parte del aprendizaje porque no estamos acostumbrados a jugar para un equipo y con un ambiente hostil. El público apoya mucho a su jugador, de una manera diferente a como se apoya a un jugador local en un torneo, con menos respeto al rival. Se nota mucho entre saques o cuando finaliza el punto. Es el ambiente de la Davis, que también es muy bonito.

-¿Se nota la diferencia de jugar para uno mismo a hacerlo para un equipo como en la Copa Davis?

-Es muy diferente. Estamos acostumbrados a jugar para nosotros mismos, pero en la Davis tu victoria no es para ti, sino para dar un punto al equipo y, además, estás representando a tu país. Es una responsabilidad mayor y se nota una mayor presión. En este caso, además, todo el mundo decía que la eliminatoria era muy fácil. Los croatas entraron a jugar sin presión y con el público a favor, todo lo contrario que nosotros, que teníamos la obligación de ganar. Todo eso hizo que a mí me costara mucho jugar mi mejor tenis, aunque sí mantuve la lucha y eso hizo que de cara al segundo partido tuviera una experiencia que me sirvió para encararlo mucho mejor.

-¿Cree que lo vivido este fin de semana le ayudará a crecer como tenista?

-Sin duda me va a hacer mejor jugador, me va a dar una experiencia que no hubiera podido conseguir de otra manera. Estas derrotas tan duras, que te afectan tanto, también te dan mucha experiencia si consigues levantarte rápido. Acabar la eliminatoria ganando el último punto y dando el pase a los cuartos de final para España te hace verlo todo de manera diferente.

-Toca la Serbia de Djokovic, ¿Confía en seguir en el equipo?

-La eliminatoria se juega en abril, después de los Máster 1.000 de Estados Unidos. Dependerá de como nos vea la capitana en esos momentos. En el tenis la temporada es muy larga y hay momentos en los que uno está jugando mejor y en otros peor, porque es imposible mantenerse al mejor nivel durante once meses.

-¿Qué planes tiene ahora?

-El sábado me voy para Sudamérica para hacer la gira de tierra batida en Buenos Aires, Río de Janeiro y Sao Paulo.

-Inició el año con el Open de Australia. ¿Cómo valora su actuación allí?

-El primer partido en Australia fue muy duro. Empecé jugando muy bien, pero ser favorito me pasó factura, aunque al final gané. En segunda ronda jugué un gran partido ante un rival muy complicado. En tercera ronda me hubiera tocado Djokovic, pero Istomin lo eliminó, con lo que se me abría una oportunidad de pasar por primera vez a cuarta ronda en un Grand Slam. Fue un partido en el que a ratos jugué bien y en otros mal, y al final perdí. Probablemente podría haber hecho algo más, pero no deja de ser una tercera ronda de un Grand Slam sin haber podido jugar mi mejor tenis, así que está bien. Y en dobles llegamos a semifinales, así que estoy muy satisfecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Tamara Jiménez, del césped al Pizza Hut

La jugadora del Fundación Málaga CF se incorpora a la plantilla de empleados de esta pizzería situada en el Centro Comercial Vialia de Málaga