16 de febrero de 2017
16.02.2017

Ponferrada, tierra de triunfos

El Caudal ha visitado en cuatro ocasiones la capital berciana en Segunda B, donde cosechó tres triunfos y sufrió una derrota

16.02.2017 | 01:20
El caudalista Cristian realiza un pase ante los jugadores de la Ponferradina Andy y Menudo.

Aunque pueda parecer lo contrario El Bierzo no es una tierra hostil para el Caudal Deportivo. El conjunto mirense sólo ha perdido en Ponferrada en Segunda B en una ocasión, sumando por contra tres triunfos. Este domingo regresa el conjunto mierense a El Toralín 817 horas) en un duelo clave para los de Iván Ania si no quieren verse amenazados en la zona de descenso.

Desde hace más de una década la Sociedad Deportiva Ponferradina se ha convertido en todo un "grande" de la Segunda División B llegando a militar seis temporadas en Segunda desde el histórico ascenso del curso 2006-07, pero antes era un club que sólo se estrenó en la categoría de bronce del fútbol nacional en la década de los ochenta (ascendió la temporada 1987-88), siendo de nuevo candidato para regresar al fútbol profesional.

Este cambio ha supuesto que para el Caudal visitar Ponferrada es hacerlo ante un rival temible pero al que se ha impuesto en tres ocasiones en Segunda B y sólo perdiendo en una. Paradójicamente ha sido en la última visita a El Toralín. Se produjo en la campaña 2001-02 en la que los blanquinegros perdieron por 5-1 en un duelo en que el mierense David Lago había adelantado al Caudal en el minuto 6. Un curso en el que los caudalistas acabaron descendiendo a Tercera.

Esta ha sido la última visita mierense a Ponferrada pero en las tres anteriores, y únicas, el Caudal repitió resultado: 0-1. La primera ocasión que se midieron a la Poferradina fue en el curso 1987-88, el del estreno de la Deportivo en Segunda B. La segunda llegó en el campaña 1999-200 y fue un encuentro especial. Aquel curso el Caudal estaba entrenado por Juan Fidalgo pero tras una curso nefasto la derrota por 0-3 en el Antuña ante el Fuenlabrada en la vigésimo cuarta jornada hizo que la directiva mierense decidiera despedir al ovetense y en su lugar trajo a Raúl González. El avilesino se estreno en el cargo en Ponferrada, en el antiguo campo de Fuentes Nuevas donde un tanto de Quiroga al transformar un penalti dio el triunfo a los caudalistas pero, sobre todo, significó el inicio de una de las mejores épocas del club. Lograron la permanencia y la siguiente campaña volvieron al Bierzo pero esta vez ya en el nuevo El Toralín. Un recinto que se estrenó el 5 de septiembre del año 2000 y un mes más tarde el Caudal se impuso por 0-1 gracias a un tanto de Chuchi Collado en el que es el último triunfo caudalista en Ponferrada.

Desde esa temporada mucho ha cambio en tierras bercianas donde la Deportiva es un conjunto que sólo quiere el regreso a una Segunda División que perdió el pasado curso y para ello debe reconducir la trayectoria de una temporada con demasiados altibajos. Una irregularidad que se ve patente por su trayectoria en El Toralín. Los bercianos sólo han ganado dos de los últimos seis partidos jugados como locales, sumando nueve de los 18 puntos en juego.

Han ganado a Izarra (2-1) y al Borio (2-0) pero han empatado frente a Racing de Ferrol (1-1), Lealtad de Villaviciosa (0-0) y Osasuna B (1-1) además de perder ante el "farolillo rojo", un Somozas que se impuso por 0-1. El domingo un Caudal que suma dos salidas sin perder visitará a una Ponferradina de buen recuerdo para una entidad que necesita sumar para alejarse del descenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro 42 pasiones hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la identidad sonora de LaLiga