25 de marzo de 2017
25.03.2017
Fútbol Segunda División

El espíritu del Tartiere

El Oviedo, que realizará esta mañana un último entrenamiento, apela a su rendimiento en casa para superar al potente Girona

25.03.2017 | 01:14
Hierro abraza a Carlitos en El Requexón

El Oviedo no lo ha dudado una vez más en invocar al Tartiere como atajo a sus problemas. Parece una decisión inteligente. El club ha lanzado esta semana otra promoción de precios populares en las entradas para que el estadio registre otra gran entrada. La competición ya ve a lo lejos la recta de meta y cualquier ayuda será bienvenida. La idea llega además en una semana muy especial, caliente por sí misma. El oviedismo celebra a lo largo de hoy sus 91 años de vida con la sensación de todos los años: los tiempos de penuria han sido superados y ahora el futuro se encara con optimismo. Pero no conviene olvidar el pasado. La fiesta en un guiño al nacimiento de 2003 y a los renacimientos del nuevo siglo, 2003 y 2012, fechas en las que el club eludió milagrosamente la desaparición.

El ruido, festivo, que rodea al choque amenaza con romper el clima de tranquilidad en el que Hierro siempre quiere que naveguen sus futbolistas. Por eso, el entrenador ha sido claro esta semana. "Nuestra fiesta empieza a las 20.45 horas", ha subrayado el malagueño, consciente de que en un club como el Real Oviedo muchas veces es complicado separar la esfera social de la deportiva. Es una de las razones que le convierte en una entidad diferente.

Desconfía Hierro del ambiente y lo hace también del rival. Un adversario de enjundia. El Girona es uno de los equipos más completos de esta categoría. El más fuerte sin contar al Levante, a otro nivel. El Girona le saca 8 jugosos puntos al tercero, el Cádiz, pero su derrota la semana pasada, precisamente ante el conjunto gaditano, hace que los tres puntos se presenten como la mejor manera de enfriar los deseos de sus perseguidores.

Al cuerpo técnico de los azules le preocupa especialmente el sistema empleado por Machín, un 5-3-2 que tan buenos resultado ha dado en las últimas temporadas y con el que han rozado el ascenso en un par de ocasiones. El Oviedo puede agarrarse al ejemplo del partido de la primera vuelta. Entonces, los azules lograron maniatar a los catalanes en ataque y. aunque no disfrutaron de muchas opciones de gol, sí amarraron un valioso empate en Montilivi.

Hierro ha condicionado incluso sus planes semanales para preparar el choque con más mimo. Ha explicado que necesitaba una sesión extra para perfilar la forma de enfrentarse a un sistema con tres centrales como el del Girona. En sus planes reaparecen dos piezas básicas. Regresan Toché, cumplido su encuentro de sanción, y Christian Fernández, ausente en Vallecas por problemas musculares. Los dos recuperan su puesto en el once. Las malas noticias afectan a la banda izquierda, de donde se cae el lesionado Saúl Berjón, una ausencia de peso. Nando parece el mejor situado para esa plaza.

El cambio de planes hace que el equipo se entrene esta mañana (10.15 horas) y tras la sesión Hierro dará la convocatoria. La única certeza es que no estarán en ella los lesionados Berjón y Óscar Gil. A falta del último ensayo, Hierro podría regresar al 4-4-2 con la intención de dañar el sistema del Girona acumulando más gol cerca del área rival. El once podría ser el formado por Juan Carlos; Johannesson, Costas, David Fernández, Christian Fernández; Susaeta, Torró, Borja Domínguez, Nando; Linares y Toché.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Otra manera de disfrutar del Real Oviedo

En el Área Movistar LaLiga los aficionados azules tendrán un espacio donde, entre otras cosas, podrán hacerse su propio cromo del Real Oviedo.