25 de marzo de 2017
25.03.2017

El hueso es Pumarín

El Unión Financiera recibe al Melilla de Van Wijk en un choque clave en la lucha por acabar entre los cinco primeros

25.03.2017 | 01:14

Oviedo, Antonio LORCA

El Unión Financiera está muy cerca de asegurar su presencia en los play-off por el ascenso a la ACB y se ha quedado un poco lejos del primer puesto: a dos victorias y el basket average del Gipuzkoa. El principal objetivo que se marca ahora el conjunto ovetense es acabar entre los cinco primeros clasificados y, así, aprovechar su victoria en la Copa Princesa, un título que tiene como premio otorgar al ganador la ventaja del factor cancha en todas las eliminatorias que dispute en el play-off siempre y cuando acabe la fase regular entre los cinco primeros clasificados.

El partido que juegan hoy (18 horas, Pumarín) los carbayones ante el Melilla es clave en esa lucha por la quinta plaza. El Unión Financiera es ahora cuarto de la LEB Oro con 18 victorias, las mismas que el Breogán, que ha jugado un partido menos. El sexto, con 17 triunfos, es el Leyma Coruña y por detrás vienen, con 16, Ourense y Melilla.

El conjunto de Carles Marco tendrá que demostrar que no le ha afectado la derrota de la pasada jornada (87-78) ante el líder Gipuzkoa, en la que además perdió el basket average por un punto. Un partido que de haber ganado les hubiera mantenido con muchas opciones de luchar por la primera plaza y por alcanzar el ascenso de forma directa. Para olvidar rápido ese tropiezo contarán con el apoyo de un polideportivo de Pumarín en el que tan solo han perdido dos encuentros esta temporada -ante Ourense y Breogán- y en el que tratarán de hacerse fuertes hasta que acabe la liga. El lleno está de nuevo prácticamente asegurado.

El rival al que tienen que medirse esta tarde es uno de los más complicados de la categoría, un equipo que dispone de una de las mejores plantillas de la LEB Oro y que está siempre entre los candidatos al ascenso deportivo a la máxima categoría. Un ascenso que de hecho consiguieron la pasada temporada al imponerse en el play-off y que no pudieron hacer efectivo por no cumplir con las exigencias de la ACB.

Entre los rivales con los que se va a encontrar hoy el Unión Financiera está Kevin van Wijk, un viejo conocido de la afición carbayona. El holandés ha estado en dos etapas en el cuadro ovetense: primero en la campaña 2013-14, en el debut del equipo en la LEB Oro, una gran temporada en la que el equipo se clasificó para el play-off de ascenso y en la que Van Wijk rindió a un gran nivel. El ala-pívot volvió la pasada temporada tras jugar un año en el Breogán y de nuevo consiguieron alcanzar el play-off de ascenso.

Pero si hay un jugador determinante en el Melilla al que deberán estar especialmente atentos los de Carles Marco ese es Oliver Arteaga. El pívot canario promedia 14 puntos y 6 rebotes por partido y es una de las grandes amenazas del equipo que dirige Alejandro Alcoba. Pero sin olvidar que la plantilla del Melilla está repleta de jugadores con gran capacidad anotadora como Suka-Umu (11 por partido), Pedro Rivero (11), Pablo Almazán (8), Alfred Ott (7,7) o Manzano (7,5).

En el lado carbayón la principal preocupación es tener a toda la plantilla disponible y en las mejores condiciones. El base Agustí Sans se ha perdido parte de los entrenamientos de la semana aunque estará en el banquillo a disposición de Carles Marco, en tanto el concurso de Dani Pérez está en duda por culpa de una torcedura en un tobillo. Por el contrario, el que parece estar cerca de su mejor nivel otra vez es Miquel Salvó tras superar sus problemas de espalda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Tamara Jiménez, del césped al Pizza Hut

La jugadora del Fundación Málaga CF se incorpora a la plantilla de empleados de esta pizzería situada en el Centro Comercial Vialia de Málaga