07 de abril de 2017
07.04.2017

La maldición del cruzado

Cinco jugadores del Tuilla se han roto el ligamento los dos últimos años: Ginés y Enol, ambos en dos ocasiones, y Raúl, Torres y Guardado

07.04.2017 | 01:57

En las dos últimas temporadas en Tuilla se están convirtiendo en auténticos especialistas en traumatología. El mal del ligamento cruzado se está cebando con los jugadores arlequinados hasta el punto de que entre cinco jugadores acumulan siete roturas del ligamento cruzado de la rodilla las dos últimas campañas.

La rotura del cruzado es por regla general una de las lesiones más temidas por los futbolistas. Para los no muy avezados en temas médicos se llama ligamento cruzado a cada una de las dos cuerdas que unen el hueso del fémur con el hueso de la tibia. La función de estas cuerdas es dar estabilidad a la rodilla, evitando que la pierna se mueva hacia delante o hacia atrás cuando la sometemos a un esfuerzo. Pues la rotura de estos ligamentos la han sufrido hasta cinco jugadores del Tuilla en apenas dos campañas. Estos son: Dani Guardado, Diego Torres, Raúl, Enol y Ginés, habiendo sufrido esta lesión estos dos últimos en dos ocasiones, una por curso.

El primero en lesionarse fue el defensa Enol. En las primeras sesiones de la pasada campaña el futbolista se lastimó y se perdió toda la temporada. Posteriormente, con la liga empezada, el atacante Raúl también se rompía. La mala suerte para el equipo arlequinado no finalizaba ahí. Ginés estaba "tocado" antes de la final de la Copa Federación frente al Marino. El defensa fue incluido en la convocatoria del duelo pero las pruebas realizadas posteriormente confirmaban los peores presagios; otra rotura de ligamentos. Sólo Ginés fue capaz de reaparecer la pasada temporada. El capitán arlequinado volvía a los terrenos de juego en la antepenúltima jornada. Tanto Enol como Raúl se incorporaron a los entrenamientos, pero no llegaron a disputar minutos.

En este curso la mala suerte ha seguido asolando a El Candín. Diego Torres fue el primero en caer. El mierense recayó de una operación de cruzado sufrida hace dos temporadas cuando militaba en el juvenil del Caudal. Le siguió Dani Guardado. El defensa se rompió en el encuentro de Copa ante el Marino jugado en Miramar al sufrir una triada.

Los dos últimos en caer en este mal han sido dos "veteranos" en estas lides como son Enol y Ginés. Dos jugadores que ya habían sufrido el temido cruzado el pasado curso. Enol se lesionó en el encuentro de Liga ante el Tineo disputado en el municipal tinetense y Ginés se lesionó, en la rodilla izquierda siendo la pasada campaña en la derecha, en un entrenamiento hace tres semanas llegando a plantearse la retirada.

Chuchi Collado, entrenador del Tuilla, reconoce sentirse perplejo con esta situación, pero no cree que "estas lesiones lleguen porque nuestro campo sea de césped sintético. Es más, sólo Ginés se lesionó en El Candín. Creo que ha sido mala suerte. Son cosas que pueden pasar y esperemos que ya sea suficiente por este curso y que se recuperen".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"