Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una Semana De Pasada

La única apuesta válida tiene que ser por el fútbol

Hasta hace una semana, el Eldense era uno más de los equipos anónimos de Segunda B, una categoría que sólo concentra el interés generalizado cerca del verano, cuando llegan los play-off. Pero desde hace un tiempo también es foco de sospechas a cuenta de la moda de las apuestas. Ha habido bastantes partidos en el punto de mira, pero ninguno con las consecuencias del 12-0 del Barça B al Eldense. Hasta ahora se había levantado un muro de silencio ante resultados extraños, acompañados por movimientos anormales en las apuestas. Faltaba que alguno de los implicados diera un paso adelante, y eso ocurrió con Cheikh Saad, que se negó a participar en la trampa y luego la denunció. También ayudó la particularidad del club, con una directiva sin mando y un grupo inversor italiano que gestionaba con unos intereses que no tenían nada que ver con la ciudad y los socios. El daño moral y de imagen para el Eldense es enorme, pero el caso afecta a la credibilidad del fútbol. Porque el día que ya no quede ni la incertidumbre del resultado, apaga y vámonos.

Compartir el artículo

stats