Félix Jover Carmona, valenciano de la localidad de Chiva, aunque con raíces familiares en el núcleo rural de Llueves (Cangas de Onís), logró

echar a tierra este viernes el salmón de mayor peso de lo que va transcurrido de campaña en aguas continentales asturianas.

El espectacular "samonazo" pesó 9,470 kilogramos y tenía 93 centímetros de longitud, así como 52 de circunferencia.

Lo capturó a las 9:15 horas en el coto Remolina, en el curso medio del río Sella, tras engañarlo utilizando como cebo quisquilla cruda y quisquilla cocida. Pese a que el nivel del agua del Sella continúa siendo muy bajo, los salmones van saliendo con cuenta gotas.