22 de junio de 2017
22.06.2017
Hockey sobre patines

Armando deja huella

El expresidente del Cibeles, fallecido en enero, es homenajeado por la ciudad con un placa en la calle en la que nació

22.06.2017 | 01:42
Wenceslao López y María Luisa Llavona descubren la placa de Armando Álvarez, con Ana Taboada en el centro, en la calle Fernando Alonso.

Armando Álvarez, uno de los referentes asturianos del hockey sobre patines, expresidente del Club Patín Cibeles, tiene desde ayer una placa en la calle Fernando Alonso de Oviedo, en la que había nacido y en la que se le rindió un sentido homenaje que encabezó el alcalde de la capital, Wenceslao López (PSOE).

Álvarez, fallecido el pasado 23 de enero a los 86 años, fue portero, entrenador, fundador e histórico presidente del Club Patín Cibeles hasta el año 1982, siendo parte fundamental de los años de oro en los que el club conquistó, entre otros títulos, la Copa del Rey al ganar al todopoderoso Barcelona en la final disputada en Salamanca por 0-4, en 1980. También fue un sastre de referencia con su boutique Álvarez, junto a su hermano Lito, en los bajos del edificio de la Jirafa, y enamorado de los quesos y la micología, y presidente vitalicio de la Sociedad Gastronómica "La Corra".

La placa fue ubicada en el inicio de la calle Fernando Alonso, muy cerca de donde nació, como merecido homenaje al trabajo y dedicación de toda una vida. Al acto, además de sus familiares, entre ellos su viuda, María Luisa Llavona, asistió el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, acompañado de otros miembros de la Corporación, así como numerosos amigos.

La fecha elegida no fue casual. Estos días se celebra en Oviedo la Evricup, un evento que tiene lugar una vez al año en una ciudad europea para promocionar el hockey sobre patines de veteranos al más alto nivel. Por eso ayer, en el acto de homenaje a Armando Álvarez, había representantes de equipos de Portugal y Reino Unido.

"Armando ha sido un ovetense ejemplar que paseó por el mundo el nombre de Oviedo. Una sola mirada a su cara era suficiente para saber que estabas ante un hombre bueno", destacó el Alcalde, para quien el acto de ayer fue un gesto de obligado cumplimiento en homenaje al que cariñosamente calificó de "sastre de Oviedo", por los muchos años que regentó una sastrería en la ovetense calle Pelayo.

Roberto Llamedo, presidente de la Asociación de Amigos del Club Patín Cibeles y de la Cofradía de los Siceratores, fue el encargado de glosar la figura de Armando Álvarez: "Su nombre permanece vivo en nuestra memoria", señaló. Reparando en el laurel que oportunamente se plantó junto a su placa de recuerdo, añadió que "es el mejor símbolo para un hombre del deporte y la gastronomía".

Los parlamentos en el acto los cerró María Luisa Llavona, que recordó a su marido con "orgullo porque caló en los ovetenses" y "con gratitud por los amigos que propiciaron esta placa que hoy se hace realidad".

Terminó la entrañable reunión la cantante Anabel Santiago, una de las voces más potentes de la canción asturiana, quien entonó la popular canción "Dime xilguerín parleru", la gran favorita de Armando Álvarez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"