10 de octubre de 2017
10.10.2017

El "parapenaltis" de El Florán

"La intuición es clave", dice Alberto, portero del San Martín, que lleva detenidas 12 de las últimas 15 penas máximas que le tiraron

10.10.2017 | 01:48
Alberto Benito, en el choque ante el Tuilla.

"Por mucho que estudies a los rivales, la intuición es clave para detener penalti". Es una frase de Alberto Benito, portero que cumple su tercera campaña en el San Martín y que ya se ha convertido en un especialista desde los once metros, con doce de las últimas quince penas máximas detenidas.

Las tres últimas llegaron en las dos últimas jornadas. Alberto detuvo dos lanzamientos en el duelo ante el Marino y una en el choque anterior ante el Tuilla. El cancerbero se ha convertido en un especialista. "Los compañeros ya empiezan a bromear y me comparan con Diego Alves, pero yo no me paro a pensar en eso", admite. Y es que el cancerbero no fue consciente de su acierto, un 80% desde los once metros, hasta que el delegado se lo comunicó. "No te paras a pensar en ello", asegura el portero.

Pese a haber parado tres penaltis en la presente temporada, el más especial para Alberto fue uno en la pasada campaña. En la penúltima jornada, el San Martín se jugaba sus opciones de ascenso a Tercera y tras ir venciendo al Candás en La Mata, el colegiado señaló la pena máxima en el tiempo de descuento. "Esto no me sale más en la vida", admite el portero del San Martín cuando comienza a darse cuenta se su hazaña. Sin embargo, Alberto se declara un estudioso de los lanzamientos desde los once metros. "Me informo de los rivales, intento conseguir vídeos y lo trabajo mucho con el entrenador de porteros", destaca. El cancerbero del San Martín, considera que influyen muchos factores, como pueden ser "el momento del partido, si vas ganando...", pero lo más relevante es "la intuición". Alberto resume las claves, "hay que esperar hasta el final".

El San Martín sigue en puestos de descenso. El equipo sotrondino aún no ha sumado ninguna victoria esta temporada, y Alberto admite que les falta desperezarse. "Nos falta un triunfo para soltarnos", asegura el portero. Para Alberto, "somos un equipo nuevo, con muchos jóvenes y muchos futbolistas llegados desde fuera", apunta. Pero también cree que "hemos logrado empates improtantes fuera de casa", considera. "Cambiaría haber ganado por parar los penaltis", apunta.

Con experiencia en multitud de equipos de Tercera, incluso de fuera de la región como Arandina o Burgos, el cancerbero disfurta de la estabilidad de un equipo cercano a su casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Sin emoción, no hay fútbol

Manu Vallejo y Rubén Sobrino, jugadores del Valencia CF, clausuraron el Área Movistar LaLiga con una respuesta multitudinaria