La tenista danesa Caroline Wozniacki conquistó el primer "Grand Slam" de su carrera tras imponerse este sábado (7-6, 3-6, 6-4) a la rumana Simona Halep en una final muy igualada en el Abierto de Australia, que le sirve para regresar al número uno mundial seis años después.

Se acabó la "maldición" del "grande" para Caroline Wozniacki. La brillante carrera de la danesa -novena jugadora de la historia con más semanas en el número uno- siempre se había visto cuestionada por la ausencia de un "Grand Slam" en su palmarés. La historia cambió en una memorable batalla de 2 horas y 49 minutos, la más larga en Australia y la tercera en todos los "Grand Slams".

Las dos mejores jugadoras del momento saltaban a la Rod Laver para disputar una final con alto componente emocional. Dominadoras del circuito en los últimos años, ambas tenistas estaban ante una nueva oportunidad de conquistar el "Grand Slam" que tantas veces se les había escapado. Gracias a este título, Wozniacki se coloca número 1 mientras que Simona Halep sigue sin conquistar un "grande".