Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ronan Evain | Miembro de la asociación de aficionados al fútbol Football Supporters Europe

"España es uno de los países más problemáticos para ver fútbol"

"Se deben mejorar el sistema de control policial y las infraestructuras y reducir el precio de las entradas"

Ronan Evain, este fin de semana en Gijón.

Ronan Evain, este fin de semana en Gijón. MARCOS LEÓN

Es uno de los hombres que mejor conoce a los aficionados de toda Europa. Y que percibe las dificultades que se encuentran en cada estadio. Ronan Evain, miembro de la FSE (Football Supporters Europe), una asociación de aficionados al fútbol a nivel europeo, ha sido uno de los protagonistas del finalizado "Summer network meeting", organizado por UNIPES y que tuvo lugar en Gijón. El francés avisa de que España debe de mejorar varios aspectos para proteger el bienestar de los seguidores.

- Ha viajado por toda Europa. ¿Qué balance global hace sobre el trato al aficionado?

-Es difícil tener una opinión en general, se están mejorando varios aspectos en los últimos diez o quince años. Todo consiste en encontrar un balance sobre qué necesitan los aficionados y las medidas de seguridad que se requieren en los campos.

- ¿En qué lugar situaría a España?

-Si comparamos a España con otros países debemos de hacerlo con Ligas que cuente con clubes y aficiones similares. Si lo hacemos con la Liga francesa, alemana e inglesa, España es terrible, habría que mejorar bastante porque es uno de los países más problemáticos.

- ¿Cuáles son los mayores problemas que encuentra?

-Hay tres niveles. Cuando los aficionados viajan a España es más complicado la organización de los viajes. Otro de los problemas es el estilo de control policial, la seguridad, el modo que tienen de actuar. El tercero es el mal funcionamiento de las infraestructuras en los estadios en cuanto a servicios básicos para el aficionado, como pueden ser los baños. Hay grandes clubes, pero están anticuados en ese aspecto. Además, las entradas a los estadios tienen precios muy altos en comparación con otros países.

- A pesar de ello. ¿Ve una evolución positiva o considera que es un país anclado?

-Se está empezando a mejorar. En el sistema policial de Madrid, Sevilla u otras ciudades, se está comenzando a hablar sobre cómo se debe tratar a los aficionados. Es un paso adelante.

- Ha estado recientemente en el Mundial de Rusia. ¿Le ha sorprendido el bajo nivel de incidentes entre aficionados?

-No ha sido el mejor Mundial de todos en ese aspecto. No ha sido perfecto, pero sí que ha estado muy bien ya que se veía muchísima seguridad por todas partes, los policías no utilizaban la fuerza y eso ayuda mucho a evitar conflictos, además la policía no llevaba nunca armas alrededor de los estadios, lo cual te daba muchísima seguridad a pesar de tener dispositivos antiterroristas. Pasaron desapercibidos para los aficionados.

- La gran prueba para España llegará en el año 2020 con la Eurocopa, donde cuenta con Bilbao como sede. Lugar donde acontecieron los tristes enfrentamientos entre seguidores bilbaínos y del Spartak de Moscú la pasada temporada.

-Exactamente. Ese será el gran reto que tiene España por delante. La mayoría de los países se están modernizando en cuanto al sistema de actuar con el aficionado y en ese aspecto, es un país que tiene que mejorar.

- ¿Qué cree que debe de significar un partido de fútbol para encontrar la normalidad absoluta?

-Tiene que servir para acoger a todo tipo de gente. Si una familia quiere acudir a ver el partido de forma relajada, debe de poder hacerlo y si los aficionados más efusivos quieren animar de pie, deberían de tener una zona acotada para ellos y disfrutar del espectáculo. Ambas opciones deben de tener su espacio y apoyar a su equipo con su estilo y sin ningún tipo de percance a su alrededor.

Compartir el artículo

stats