Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fraude fiscal como deporte

Las grandes estrellas del balompié como CR7, Messi, James o Falcao llevan defraudado al Fisco español más de 64 millones

El fraude fiscal como deporte

El fraude fiscal como deporte

Cristiano Ronaldo, Leo Messi, James Rodríguez, Falcao, Costa, Casillas, Xavi Hernández... y así hasta veintidós son las estrellas del fútbol español cuya relación con Hacienda nunca fue tan buena como sí la tienen con un deporte que levanta pasiones, aunque en los últimos años más que en un deporte se ha convertido en un negocio. Las cifras que se gestionan en los fichajes hoy día son conocidas, ocultándose, sin embargo, las que se mueven en los contratos, donde se establecen derechos de imagen, cláusulas o primas. En la larga lista de defraudadores a la Agencia Tributaria aparecen jugadores de todo tipo: los hay españoles y extranjeros, del Madrid, del Barça o del Atlético, buenos y no tan buenos, al menos en términos deportivos. En total, el fraude supera los 64 millones de euros.

Sin embargo, un hombre es el responsable de la presencia en esta lista de varios futbolistas: Jorge Mendes. El afamado representante portugués, protagonista verano sí y verano también por las altas cifras de traspasos que consigue mover todos los años, tiene en su agencia una mina de "delincuentes" tributarios, ya que buena parte de sus representados, a su paso por la Liga española, han tenido problemas a la hora de hacer la habitual declaración de la renta. Cristiano Ronaldo, Radamel Falcao, Pepe, Carvalho, Coentrao, Di María, Diego Costa, James o el entrenador portugués José Mourinho son todos los deportistas que, durante su presencia en España, tuvieron que resolver su situación tributaria al estar en la agencia de representación de Mendes con cifras que van desde los 400.000 euros del delantero hispanobrasileño Diego Costa, hasta los 14,7 millones "distraídos" por los que Cristiano Ronaldo fue cazado por el Fisco. La factoría Mendes y los famosos derechos de imagen defraudaron a la Hacienda española un total de 37,1 millones de euros de los 64 citados anteriormente, aunque también se abrieron investigaciones a otros representados suyos como Jackson Martínez. Al colombiano le bastaron seis meses en el Atlético de Madrid para tener que someterse a un inspección de Hacienda, como le ocurriría al colchonero Filipe Luis.

Aunque gran parte de los deportistas defraudadores compartan representante, hay más futbolistas con problemas fiscales en España. El caso más conocido es el del astro argentino Leo Messi, cuya imagen en los juzgados dio la vuelta al mundo, siendo el motivo los 4,1 millones de euros defraudados. El argentino tuvo compañeros de vestuario con los que compartió algo más que goles, estos son los exblaugranas Alexis Sánchez (defraudó un millón), Mascherano (1,5 millones), Adriano Correia (646.085 euros), o Dani Alves (aún debe 2,6 millones). También hubo problemas tributarios en el vestuario merengue, donde Xabi Alonso (evadió 2,49 millones), Özil (2,8 millones), Luka Modric (500.000 euros) y Marcelo (491.000 euros) tuvieron que resolver sus declaraciones pasadas.

Los héroes de la Roja, también aparecen en la lista. No sólo defraudan los futbolistas extranjeros. Varios de los campeones del Mundo con la selección en 2010 también han sido pillados por Hacienda. Futbolistas como Casillas (acordó el pago de dos millones), David Villa (2,43 millones), Piqué (le reclaman 2,5) o Xavi (le pedían 4 millones) también practicaron el "deporte" del fraude fiscal.

Compartir el artículo

stats