Nada pudieron hacer sus rivales ante el dominio claro y absoluto que ayer demostraron el húngaro David Huszti y la italiana Verónica Santoni para llevarse la victoria en el LXI Descenso Internacional a Nado de la ría de Navia. Los triunfadores llevaron en todo momento el peso de sus respectivas pruebas, liderándolas desde los primeros compases, y marcando un ritmo imposible de seguir para el resto de competidores. Los dos jóvenes nadadores logran de esta manera su primera corona de laureles en su estreno en aguas naviegas, una prueba a la que, aseguraron, esperan regresar.

Navia disfrutó ayer de un Descenso que rozó la perfección. Con el sol brillando desde primera hora del día, la temperatura del agua, uno de las mayores preocupaciones de los 949 participantes en la prueba, fue agradable, llegando a alcanzar los 19 grados. La marea, que comenzó a bajar en el momento de dar la salida a las primeras pruebas, también dio facilidades a los que se aventuraron a disfrutar de esta gran fiesta de la natación.

Estas circunstancias, unidas a la baja de última hora del vencedor de la Copa Asturias del sábado, el italiano Pasqualle Sanzullo, allanaron el terreno para que Huszti se luciese en los cinco kilómetros. El componente del combinado húngaro apenas dejó margen a la emoción en cuanto a la victoria se refiere. Desde bien temprano tomó la iniciativa y marcó un poderoso ritmo, al que trataron de seguir los nadadores italianos, estrellas el sábado, y el alemán Niklas Frach. Un mal giro de sus perseguidores en una de las primeras boyas del recorrido supuso el empujón definitivo para el magiar, que entró en la línea de meta marcando un tiempo de 38:01.9, logrando una ventaja de 25 segundos sobre el italiano Andrea Bianchi, que se disputó la plata en los últimos metros con el alemán Frach, que acabó tercero.

"Ha sido una gran carrera. He tenido mucha suerte porque en ese giro todo el mundo empezó a nadar en la dirección contraria, y fui el único que comprendió que no era la mejor opción. Ahí conseguí una gran distancia para vencer", señaló el vencedor, que repartió elogios para la prueba: "Me gustó de verdad, me encantó la localidad y la organización de la competición".

En féminas, como ya había demostrado el sábado en la Copa Asturias, Santori fue la más fuerte y repitió triunfo. Doblete para la italiana, que se convierte de esta manera en la primera de su país en vencer en el Descenso de Navia. La carrera femenina no difirió en demasía de la masculina, en donde, a pesar del énfasis inicial del combinado español, Santoni pronto tomó las riendas y se distanció, lenta pero inexorablemente, de sus competidoras. Tanto que entró en meta en el muelle de Navia (42:05.7) con cincuenta segundos de ventaja sobre sus perseguidoras. En la lucha por el segundo puesto hubo que recurrir a la "foto finish", que dio la plata a la española Ane de la Fuente, y el bronce a la húngara Luca Vas.

"Ha sido una prueba bellísima, con un público fenomenal. Espero regresar el próximo año", declaró Santoni nada más poner un pie en tierra. Apuntó, además, que el agua estaba "menos fría" que el sábado, y que durante la prueba se sintió "muy bien" en los primeros momentos, encontrando "mucha fuerza" para no bajar la marcha y conseguir de esta manera la victoria.

El LXI Descenso a Nado de la ría de Navia contó, además, con participación infantil y juvenil, que dejó buenas sensaciones y demostrando que hay futuro en la natación de aguas abiertas. En la categoría de 1.100 metros, el vencedor fue Álvaro Zornoza (Real Grupo de Cultura Covadonga), por delante de Pablo Martín (CN Galaico), y Laura Pérez (CN Villa de Navia).

En la prueba de 2.400 metros, el podio lo completaron el local Lucas Fernández (CN Villa de Navia) como vencedor, Daniel Seijo (Natación Ferrol) y Aitor Fernández (Club Natación Las Anclas).