El gijonés Pablo Carreño vio trucando su buen estado de forma sobre la pista dura del Masters 1000 de Cincinnati después de ser eliminado en cuartos de final ante el croata Marin Cilic por 7-6 (7) y 6-4.

Carreño mantuvo el nivel visto en rondas anteriores, pero Cilic, número 7 del ranking mundial, cometió muy pocos errores con un juego muy serio que acabó neutralizando al asturiano, que pagó muy caro no haber aprovechado los momentos en los que más presionaba al croata.

El gijonés tuvo en su mano llevarse un primer set, que se fue al tie-break. Carreño, pese a perder su saque nada más comenzar el partido, supo recomponerse y remontar el marcador adverso. En el desempate hubo momentos para ambos tenistas, pero Cilic no erró en su primera opción de llevarse la manga. En el segundo set, la igualdad volvió a ser la tónica dominante. Carreño presionaba sacando primero hasta que Cilic consiguió romperle el saque en el séptimo juego, consiguiendo refrendar el logro reteniendo sus saques y cerrando el partido.

En las semifinales, ya sin representación española, Marin Cilic se verá las caras con el serbio Novak Djokovic, mientras que por el otro lado del cuadro el suizo Roger Federer y el belga David Goffin se jugarán el otro pase para la final del último Masters 1000 antes del Abierto de Estados Unidos.