16 de septiembre de 2018
16.09.2018

Victoria a fuego muy lento

L'Entregu se lleva un triunfo merecido por la mínima en el Suárez Puerta tras superar a un Avilés nulo en ataque

16.09.2018 | 00:46
Miguel, de L´Entregu, busca una pelota, ante la mirada de Marcos, del Real Avilés.

A fuego muy lento, L'Entregu logró hacer del filete correoso que pretende ser el Real Avilés esta temporada un plato que dejara un sabor dulce en la boca de la veintena de aficionados que apoyaron a su equipo en el campo blanquiazul. Los rojiblancos dominaron en los fogones del Suárez Puerta en un partido con poco picante en las áreas y que al final se llevaron los visitantes con un solitario gol de Ricky Navarro.

L'Entregu llegó incluso a fallar una pena máxima. O mejor dicho, la detuvo el portero del Avilés, Borja Piquero, que este año está teniendo buena mano. En la escasísima despensa que tiene el Avilés para abrir boca en la portería rival,se puede apuntar en su debe que el árbitro no quiso ver penalti en un barullo en el área de L'Entregu bordeando el minuto noventa.

Claro, que Muñoz Suárez se zampó una clamorosa mano del central avilesino Yohan, que tendría que haberse convertido en una nueva pena máxima. Fue tan clara que la única explicación para que no pitara es que en realidad no tuvo que ser mano. Por ello, y por tener un extraño criterio con las amarillas.

El partido en la primera parte fue soso a más no poder. Desde un punto de vista táctico, la receta de Castañón, técnico del Avilés, de apostar por el juego directo y no pensar mucho con el balón, fue efectiva para embarrancar un rival que este año tiene la vitola de coco.

Marcos Suárez se lo olió y en el descanso removió su banquillo para dar entrada a José y a un excelso Marcos Iglesias, que logró poner, para lo que es la categoría, el sabor del mejor fútbol, controlando casi a su antojo la pelota.

Así las cosas, L'Entregu empezó partir en cachitos al Avilés, que cedió el delantal a sus rivales. Piquero salvó el gol desde los once metros, pero no pudo evitar que Imanol, en una jugada en la que se lo guisara y se lo comiera para dar el pase de la muerte a Riki Navarro, y estableciera lo que a la postre fue el 0-1.

Castañón probó incluso a poner a su central, Santa, de delantero para dar la vuelta a la tortilla, pero no pudo ser. L'Entregu paladea el liderato y el Avilés se indigesta más cerca del descenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes