10 de noviembre de 2018
10.11.2018

Por el honor de Pumarín

El Liberbank Oviedo, con la duda de Óliver Arteaga, busca ante el histórico Canoe ganar su primer partido como local esta temporada

10.11.2018 | 01:12
Óliver Arteaga ante Balaban, en el Oviedo-Melilla.

El Liberbank Oviedo Baloncesto necesita ganar hoy (18.30 horas) en un fortín de Pumarín demasiadas veces derrocado en lo poco que va de temporada. El equipo entrenado por Javi Rodríguez lleva tres derrotas consecutivas en su cancha y aspira a dar a su afición, acostumbrada a ver ganar a los suyos, la primera alegría de la campaña. Saben los asturianos que hacerse fuertes en Pumarín va a ser fundamental para estar arriba en la clasificación y que deben dar un golpe en la mesa que haga que el siguiente venga con temor a Oviedo.

Para conseguirlo tendrán que superar en Pumarín a un Canoe que se está mostrando como principal candidato a ser el equipo revelación de la temporada. Los madrileños llevan tres victorias, las mismas que los asturianos, con exhibiciones como la de la pasada jornada ante el Barcelona B (92-86), con una espectacular remontada; o la que protagonizó pasando por encima (84-68) de todo un Melilla. El líder de este equipo está siendo Tyson Pérez, que ante el filial azulgrana valoró 40 créditos, con 25 puntos y 9 rebotes. Un ala-pívot de 22 años al que los madrileños vienen dando confianza desde hace varias temporadas y que está explotando del todo en la actual. También el escolta Álvaro Lobo está protagonizando un gran inicio de liga.

Ese sorprendente Canoe no será el primero que visite Pumarín. La única vez el club madrileño vino a Oviedo fue en un partido muy especial y que marcó un antes y un después en la historia del Oviedo Baloncesto. Fue en el play-off de ascenso de liga EBA a LEB Plata de la temporada 2009-10. Los asturianos debían superar tres eliminatorias para ganarse una plaza en la tercera categoría del baloncesto español. Tras superar a ida y vuelta al Atarfe granadino y al Vic barcelonés, el Oviedo Baloncesto cayó por dos puntos en la cancha del Canoe. Sin embargo, en Pumarín los madrileños estuvieron muy lejos de conseguir su objetivo: el Oviedo ganó por 90-64 con una exhibición de Tony Tate, uno de los jugadores más determinantes de aquél equipo que entrenaba Alfredo Riera. Curiosamente, en esa ocasión el segundo entrenador era Jorge Álvarez, el mismo que ahora hace la labor de ayudante de Javi Rodríguez. También en el otro banquillo hay continuidad, puesto que Miguel Ángel Aranzábal, el entrenador que ha llevado al Canoe a la LEB Oro, era también el técnico de ese Canoe que aspiraba a subir a la LEB Plata.

La batalla de hoy será diferente y ya no queda ningún soldado de los que la libró. Los protagonistas son todos nuevos y en el lado local lo más relevante será la presentación en Pumarín de Sergio Llorente, un base al que la afición ovetense ha visto muchas veces en el lado rival. Tras un gran debut en la victoria (70-73) de Granada, el madrileño intentará hacer un buen papel contra el equipo de su ciudad. En el apartado de ausencias, los carbayones no podrán contar ni con Roope Ahonen ni con Josep Puerto. Dos bajas esperadas. Con lo que no contaba Javi Rodríguez es con las molestias de uno de los líderes del equipo, Oliver Arteaga, que es duda para el encuentro.

El técnico del equipo asturiano espera que de una vez la moneda caiga de su lado tras tres derrotas muy ajustadas en casa: "Espero que el día de la marmota se acabe ya y no se repita lo de estas últimas semanas, queremos brindarle la primera victoria a nuestra afición". Eso sí, el técnico gallego calificó el encuentro como "trampa" ante un equipo que lleva las mismas victorias que ellos.

El Círculo, por su parte, visita hoy (17 horas) al Queso Zamorano. Los gijoneses, últimos en la clasificación, tratarán de dar la sorpresa en la cancha del líder de su grupo en LEB Plata.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes