11 de enero de 2019
11.01.2019

Estancados en el mercado

El Caudal no acaba de cerrar los dos refuerzos que pide su técnico

11.01.2019 | 01:27
Diego controla el balón antre el caudalista Álex Blanco en el duelo de la primera vuelta.

El Caudal está estancado. El equipo mierense tiene la intención de reforzarse antes de que cierre el mercado de fichajes el próximo 31 de enero pero se está encontrando con numerosas dificultades. Sin ir más lejos se le han ido al traste dos operaciones que tenía muy perfiladas como son las del mediapunta del Mosconia Diego Díaz y la del delantero argentino del Plasencia Kevin. Dos fichajes que el club tenía encaminados pero que, finalmente, se han ido al traste dejando a los mierenses con la miel en los labios.

Miguel Ángel Álvarez Tomé reconoció en numerosas ocasiones que necesitaban reforzarse. El técnico caudalista destacó que "somos sólo 17 jugadores y necesitamos más efectivos para afrontar una segunda vuelta complicada y en la que esperamos poder luchar por nuestros objetivos". El leonés remarcó que "necesitamos por lo menos a dos jugadores pero que mejoren lo que tenemos. Preferimos uno que mejore que dos que sean del nivel que tenemos".

Dos de estos refuerzos tenían nombre propio y los dos son jugadores ofensivos como quiere Tomé. El ansiado delantero que quería el Caudal era Kevin Joel Vicente Levis. Un punta argentino, nacido en Mar del Plata hace 26 años (20/08/1992), que milita en el Plasencia de la Tercera extremeña con el que anotó diez tantos en la primera vuelta. Se trata de un punta versátil que puede adaptarse ala banda que pasó por Kimberley y Deportivo Español en Argentina para dar el salto a Paraguay con el Olimpia. Llegó a España para jugar en el Barco en 2013 y luego pasar por Pontevedra, Boiro, y hace tres temporadas llegar al Cacereño. En Cáceres fue todo un ídolo marcando 18 tantos en el curso 2016-17 pero el pasado sufrió una rotura de ligamento cruzado de la que se recuperó y este verano recaló en el Plasencia. El Caudal había llegado a un acuerdo con el jugador. El punta llegó a tener pactada residencia en Mieres pero su fichaje se frustró ante la negativa del Plasencia a dejarle salir.

Otro caso similar es el del mediapunta de 19 años Diego. Un jugador que ya interesó al club en la etapa de Chuchi Collado y con el que el Caudal llegó a tener un acuerdo pero la operación no llegó a fructificar al no poder compatibilizar sus estudios con los entrenamientos matutinos del cuadro blanquinegro.

Diego está siendo la sensación de la Tercera en el año de su estreno como senior. Se trata de un mediapunta que se formó en la cantera del Sporting y del Roces y que acumula 18 encuentros con el Mosconia. Con todo el Caudal aún espera cerrar sus dos ansiados refuerzos invernales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"