12 de enero de 2019
12.01.2019
Balonmano | Primera Estatal

De campeón del mundo al equipo del colegio

El portero del Safa, Antonio Díez, rival de hoy del Toscaf, ganó el Mundial de clubes con el Atlético: "Jugaba con mis ídolos"

12.01.2019 | 00:17
Hombrados levanta el título de campeón del mundo y a su lado, de verde, Antonio Díez, festejando con el Atlético de Madrid.

A finales de noviembre de 1997, a un jovencísimo Iker Casillas el Real Madrid le sacó del instituto para jugar un partido de Liga de Campeones. Algo parecido le pasó a Antonio Díez, el portero del Safa, rival del Toscaf hoy, con el desaparecido Atlético de Madrid. El gigante del balonmano le llamó para hacer la pretemporada cuando estaba de vacaciones en Málaga con sus padres. Era un chaval de primero de Bachillerato, pero se quedó dos temporadas, ganó dos Copas del Rey, jugó toda una final de la Liga de Campeones y fue campeón del mundo en 2012. Cuando el Atlético desapareció decidió seguir jugando en el Safa, el equipo de un colegio del barrio madrileño de Moratalaz, para cursar sus estudios sobre ciencias del deporte en la Politécnica de Madrid. "Me vi jugando con gente que veía por tele, mis ídolos", explica

Su presencia no pasa desapercibida para el Toscaf Atlética Avilesina. "Es un tipo que si está bien, te puede ganar el partido el solo", reflexiona el entrenador Juan Muñiz, que poco a poco va recuperando efectivos. Esta semana ya entrenaron Jaime y Neymar. Contra el Safa, el Toscaf cerrará la primera vuelta. Una primera mitad de campeonato perfecta, en la que solo ha perdido un partido y empatado otro. Son líderes en solitario con 25 puntos. Sus rivales, un clásico de la Primera Estatal, andan más flojos. Son sextos, con 17 puntos y acumulan cuatro partidos sin ganar.

De aquella época, Antonio lo recuerda prácticamente todo. "Ahora, viéndolo en perspectiva, quizás tendría que haber tenido los ojos más pendientes de ciertos detalles", reflexiona. No continúo en la Liga Asobal por decisión propia. "Tenía claro que no quería dejar de estudiar y como no había ningún equipo en Madrid de Asobal, pues seguí en el Safa, que de aquella era un filial del Atlético de Madrid", explica sobre su decisión, ahora, a sus 24 años.

Estuvo en la élite dos temporadas. Ganó dos Copas del Rey, jugó una Final Four de Liga de Campeones y fue campeón del mundo. "Fue intenso. Quizás no tuve muchos minutos, pero sí unas cuantas participaciones. Recuerdo lo impactante que es salir a calentar en un pabellón europeo. No se veía donde terminaba la grada", rememora. Hoy se enfrenta al Toscaf. "Nos conocemos de otros años. Creo que se merecen jugar la fase de ascenso". Palabras de todo un campeón del mundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes