La derrota ante el Llanera no solo supuso un nuevo golpe moral para el equipo blanquiazul, que también firmó con este resultado un hito histórico, pero negativo. El actual Real Avilés acumula cinco derrotas consecutivas como local, un hecho nunca visto por los aficionados blanquiazules que acuden al Suárez Puerta. Ni siquiera en etapas de superior categoría y de mayor exigencia como han sido la Segunda División o la Segunda División B, se obtuvieron marcadores de este calado. La derrota por 0-1 ante el Llanera se amplía a las anteriores frente a Lealtad (1-2), Gijón Industrial (0-3), Ceares (1-2), y Marino (0-1). Además, tanto frente al Lealtad como ante el Ceares, el equipo de Juanma Castañón llegó a ponerse por delante en el marcador, pero ambos rivales voltearon el resultado dejando a los blanquiazules sin sumar puntos.