02 de marzo de 2019
02.03.2019
Fútbol. LaLiga Santander

Real Madrid - Barcelona: Las acciones de la polémica en el Clásico del Bernabéu

El Barça se llevó el encuentro ante el eterno rival en un partido sin demasiadas acciones controvertidas

03.03.2019 | 00:00

El FC Barcelona volvió a ganar en el santiago Bernabéu, en un partido en el que el Real Madrid dijo adiós casi definitivamente a la pelea por el título de Liga, al quedarse a 12 puntos del líder. Los hombres de Valverde fueron superiores y dominaron un encuentro en el que no hubo demasiadas acciones controvertidas. Sin embargo, un par de acciones no dejaron contentos a los aficionados de ambos equipos. Hacemos un repaso de los tres momentos de la polémica en el Clásico.

El Barça pide penalti por mano de Carvajal

Corría el minuto 35 y, en la disputa por un balón que caía llovido en el área del Madrid, Luis Suárez reclamó una mano del defensa. El árbitro no valoró el contacto como pena máxima, ya que el balón venía de un rebote del delantero uruguayo.

Manotazo de Ramos a Messi

El FC Barcelona protestó una acción protagonizada por Sergio Ramos y Lionel Messi al borde del descanso. Los azulgrana pedían la expulsión del central por un manotazo que dejó al argentino tendido en el suelo, al considerarlo como agresión. Sin embargo, el árbitro no lo consideró así y decidió pitar el final de la primera parte, momento en el que Messi se levantó y se encaró con Ramos, dejando una de las imágenes más tensas del encuentro.

El Madrid reclama penalti sobre Asensio

En el minuto 77 iba a llegar otra acción polémica enuna de las áreas, en este caso la del Barcelona. Piqué se disponía a despejar un balón cuando Asensio trató de interponerse para forzar el penalti, y cayó reclamando un contacto. El colegiado decidió no pitar penal y le indicó que se levantara, y lo cierto es que en la imagen el contacto no parece suficiente como para derribar a Asensio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

El equipo y la marea bermellona, de la mano

El RCD Mallorca, como muchos clubes españoles, tiene una gran historia a sus espaldas. El ascenso a LaLiga Santander logrado en 1997 abrió una etapa de esplendor y crecimiento deportivo