04 de marzo de 2019
04.03.2019

El Avilés despide a Sergio Huerta "por su mal obrar y por discrepancias"

La decisión se venía madurando desde hace tiempo y se tomó ayer por la tarde durante el partido que el equipo jugó en Llanes

04.03.2019 | 01:07
Sergio Huerta, durante las pasadas Navidades.

El Avilés ha despedido a Sergio Huerta, el colaborador gratuito encargado de regular las funciones de los jugadores con la prensa. El club tomó la decisión ayer por la tarde, pero ésta venía fraguándose desde hace tiempo. Los motivos que esgrime el Avilés para tomar la decisión son "su mal obrar" y "discrepancias con el buen funcionamiento de esta directiva".

Sergio Huerta presenció ayer el partido en el que el Real Avilés obtuvo una importante victoria en Llanes. Estuvo sentado en la grada, pero sin estar acompañado por ningún miembro ni de la dirección deportiva ni tampoco de la directiva del Real Avilés que allí se personaron.

El despido llevaba cociéndose algún tiempo. De hecho, algunos miembros del club ya tuvieron que realizar la función de comunicación hace algunas semanas. Fue para avisar de que el Avilés iba a visitar el colegio de educación especial San Cristóbal.

Si bien, los últimos hechos han sido la gota que han colmado el vaso. Uno de los motivos fue la actitud de Huerta en el último partido en el Suárez Puerta. Tras pitar el árbitro el final, saltó al césped y realizó gestos a la grada. Lo hizo, según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA, desoyendo las indicaciones expresas de un miembro de la directiva del club, que le prevenían de no hacerlo. La información publicada por este medio haciéndose eco de las quejas de algunos aficionados del Avilés, que habrían recibido sugerencias vía Whatsapp por parte de Sergio Huerta para iniciar cánticos contra la dirección deportiva encabezada por Alain Menéndez, también han tenido su peso en la decisión final.

Sergio Huerta llegó al Real Avilés el pasado verano. Nada más llegar ya estuvo envuelto en la polémica. Varios clubes en los que dijo trabajar desmintieron su currículum, tal y como informó LA NUEVA ESPAÑA. Posteriormente, trató de poner en marcha una grada de animación, pero ésta nunca llegó a fructificar.

En diciembre, protagonizó un episodio delirante. Desmintió el fichaje de Berto Laviana, cuando éste estaba cerrado simplemente porque no se le había notificado a él. Ahora, varios meses después, y con la afición en su contra y mostrando pancartas pidiendo el cese, el Avilés ha decidido dar el paso, reconociendo, eso sí, "el buen trabajo mientras colaboraba con las directrices de este club".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"