Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Borja: "Regresar al Antuña es regresar a mi casa"

El jugador del Madalena militó dieciséis temporadas en el Caudal

Borja protege el balón ante tres jugadores del Universidad.

Borja protege el balón ante tres jugadores del Universidad. SILVEIRA

Tras 16 temporadas en el Caudal -entre categorías inferiores y primer equipo-, Borja decidió probar fortuna en otros clubes. Nalón, San Martín o ahora Madalena de Morcín han visto crecer al zaguero, uno de los líderes del cuadro arlequinado. Mañana, el defensor mierense regresará al que fue su estadio durante tanto tiempo. "Volver al Hermanos Antuña es volver a mi casa", comenta tajante mientras charla con LA NUEVA ESPAÑA.

Su paso por el club blanquinegro se resume desde su llegada al club en benjamines hasta su presencia en el primer equipo durante cuatro campañas, donde llegó a conseguir un ascenso a Segunda B con Paco Fernández como entrenador.

La de mañana no será su primera presencia en el campo caudalista como visitante. Ya jugó una vez sin vestir la elástica caudalista. Lo hizo con el Nalón. Borja espera no cometer el mismo error que en aquella temporada 2008-09. "A la hora de ir a los vestuarios, me equivoqué y estuve a punto de entrar en el local", comenta entre risas. En todo caso, las sensaciones de volver al campo caudalista son "raras" para el defensa del Madalena de Morcín.

Durante su presencia en el primer equipo mierense, Borja pasó por buenos y malos momentos. "Desde que nos quedamos fuera de la promoción con Mino, hasta el ascenso a Segunda B con Paco", rememora. Y es que ese es, sin dudarlo, su mejor recuerdo como futbolista. "Un sueño que un chico de Mieres tiene desde pequeño, que Paco contase conmigo aquella temporada fue muy grato", apunta. A Borja sí que le hubiese gustado jugar en Segunda B. "Tuve oferta de renovación, pero quería buscar continuidad en otros equipos; siempre te da por pensar en qué hubiera pasado", apunta.

Ahora se centra en buscar la permanencia con el Madalena de Morcín. "Quedan nueve jornadas y muchos hubiéramos firmado a principio de temporada estar empatados a puntos con equipos de fuera de la zona de descenso, dependemos de nosotros", explica.

Los morciniegos buscan repetir la gesta lograda en la primera vuelta, donde vencieron a los caudalistas en Santa Eulalia. "Ojalá pueda darse, nosotros tenemos poco que perder y mucho que ganar", señala Borja.

Lo que parece claro es que el jugador del Madalena volverá a la defensa -Adri lo utiliza como delantero en algunos partidos como local-. "No entra en los planes que sea delantero, es un arma más para los partidos de casa, donde utilizo mis armas para ayudar con el juego aéreo", comenta. Eso sí, en caso de marcar, "en mi mente no está celebrarlo por el cariño que me tiene la gente de Mieres".

Compartir el artículo

stats