Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Derbi de día, derbi de noche

Carlos Mayoral y Ramón Telenti, rojiblanco y azul, verán el duelo con doce horas de diferencia: a las 15.45 en Miami y a las 03.45 en Malasia

Carlos Mayoral

Carlos Mayoral

Este derbi asturiano es hoy poco asturiano. El Sporting tiene cuatro futbolistas en su plantilla nacidos en el Principado y el Oviedo tres. Si todos fuesen mañana titulares en El Molinón (20.45 horas) -sumamente improbable- el porcentaje de asturianos sería de un escaso 31%. El derbi, como el fútbol, ahora es global: los jugadores vienen de diversos países y hay aficionados del Sporting y del Oviedo repartidos por todo el planeta.

El derbi no sólo se verá mañana en Asturias. Hay hinchas asturianos a miles de kilómetros que esperan con ansia el partido. Por ejemplo Carlos Mayoral, rojiblanco, y Ramón Telenti, azul, verán el derbi con 12 horas de diferencia e incluso en días cambiados. El primero lo tiene a las 03:45 del lunes porque vive en Malaca (Malasia). El segundo está en Miami (EEUU) y el derbi lo tendrá a las 15:45 del domingo. A la hora de comer, a la hora de dormir. La pasión está en todo el planeta.

"Dependo mucho de encontrar una buena conexión y alguna página para verlo. Si no, siempre puedo verme algún resumen del partido al día siguiente casi con la misma emoción, si consigo no comerme spoilers del resultado. La hora es un problema, porque tengo que mantenerme despierto a las 3 de la mañana...", explica Carlos Mayoral, 23 años, que tras finalizar sus estudios, se lanzó a la aventura y lleva seis meses de viaje por el sudeste asiático, trabajando ocasionalmente en hostales. El derbi de mañana, o de noche, según se mire, lo podría ver con su pareja, Sara García. "Es más carbayona que sportinguista, pero estoy seguro de que ella no va a querer trasnochar para ver el partido". "Desde la distancia se echa de menos el olor del césped del Molinón, las quedadas de antes o después del partido y sentarme en un bar a ver fútbol, aunque más por la cerveza y la tapa que por el partido en sí", confiesa Mayoral, que en su viaje intenta explicar al resto de seguidores lo que significa el fútbol en Asturias: "Los ingleses y los argentinos me entienden a la perfección, pero es imposible que un estadounidense entienda de lo que le hablo? Me ponen cara rara y les explico que está al norte, entre el País Vasco y Galicia (sí, sí, camino de Santiago responden?)", finaliza el gijonés, que en el derbi pronostica un 2-1.

A unos 4.000 kilómetros de Gijón y a más de 10.000 de Mayoral, medio día mediante, está el ovetense Ramón Telenti, de 25 años. Oviedista de cuna, verá el derbi en West Palm Beach, (Florida, EE.UU), a una hora de Miami, donde se encuentra terminando sus estudios de estudios de Gestión Deportiva y jugando al fútbol gracias a una beca. En Palm Beach serán cinco horas menos. El derbi, allí, se celebrará a las 15:45. "Veré el derbi en casa. La hora me afecta poco esta temporada, he tenido mucha suerte y sólo me he perdido tres o cuatro partidos. Veo los partidos por internet y desde la distancia se sufre lo mismo", indica el ovetense. Telenti, que luce la camiseta del Oviedo por Palm Beach, verá el derbi con los compañeros de su cuarto. "No hace falta explicarles mucho de que va el derbi. Imagínese si ya me ven ver el resto de partidos con tensión... En el derbi de la primera vuelta alucinaron y se dieron cuenta de la importancia que tiene el partido para los asturianos. Donde estoy hay gente de todas las partes del mundo, gente que vive el fútbol muy apasionadamente. En la primera vuelta vi el derbi asturiano con un italiano, un inglés y un argentino, y repetirán otra vez", recalca. Si gana el Oviedo, eso sí, poca juerga se correrá Telenti: "Felicidad por todos los lados, pero al día siguiente tengo clase. Creo que ganaremos 1-2", finaliza.

Compartir el artículo

stats