Al margen del ruido desatado tras el derbi, el Oviedo regresa al trabajo esta mañana (10.30 horas) tras la jornada de descanso de ayer con la mente puesta en el choque ante el Deportivo del domingo (18.00 horas). El principal problema para Anquela esta semana es reconstruir su equipo, que contará con dos ausencias por sanción (Carlos Hernández y Javi Muñoz, que vieron en El Molinón la quinta amarilla) y la del lesionado Omar Ramos.

En el centro de la defensa, las opciones pasan por Forlín, que aún no ha jugado desde su lesión en el peroné, o Javi Hernández. Mientras que en el medio la opción más clara es la de Folch.