Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo reparte esfuerzos

Davis Geks, con 26 minutos de media, es el que más juega en un Liberbank que no tiene a nadie entre los veinte más usados de la Liga

Davis Geks, con el balón, defendido por Gilbert en el encuentro del Oviedo ante el Palma en Pumarín.

Davis Geks, con el balón, defendido por Gilbert en el encuentro del Oviedo ante el Palma en Pumarín. IRMA COLLÍN

El Liberbank Oviedo Baloncesto llega en una privilegiada segunda posición de la LEB Oro cuando solo restan seis partidos por disputarse de la liga regular y lo hace, además, con una plantilla en la que se han dosificado al milímetros los minutos. A pesar de las muchas lesiones que han sufrido a lo largo de la temporada y de ser una plantilla corta (diez jugadores del primer equipo), nadie en el conjunto asturiano está entre los veinte de la competición que más minutos juegan de media por partido. Un reparto de los esfuerzos que puede ser clave de cara a un play-off de ascenso a la ACB en el que el OCB tiene puesto pie y medio.

El jugador que más minutos promedia en el Liberbank Oviedo es Davis Geks, con 26.1 por encuentro. El escolta letón, cedido por el Estudiantes por segunda temporada consecutiva al OCB, está haciendo una temporada excepcional, tanto en las prestaciones que ofrece en ataque, con 9.6 puntos por partido y un 43% de acierto desde la línea de tres, como en defensa, aspecto en el que esta temporada ha dado un enorme paso adelante.

Le sigue Oliver Arteaga, con 25.3 por partido. El veterano pívot canario ha jugado en todos los partidos, sumando algunos minutos más de la cuenta en los encuentros que no ha podido disputar por lesión Joey van Zegeren, el otro pívot del equipo. Pero las diferencias son escasas entre los jugadores del Oviedo Baloncesto: el siguiente que más juega es Ahonen (23.4) y le siguen Jakstas (23.2), Sergio Llorente (23.06) y los dos últimos fichajes, Spieth (21.5) y Douvier (20.5). Después están Víctor Pérez (18.5), Joey Van Zegeren (15.5), Rosa (14) y los jugadores del filial Antón Bouzán (12.2) y Alonso Meana (11.2). Ninguno ha jugado tanto como para llegar desfondado a este final de campaña ni tan poco como para sentirse un secundario en una plantilla en la que el entrenador Javi Rodríguez siempre ha puesto por encima lo colectivo a lo individual.

En el encuentro de mañana (21 horas) en la cancha del Huesca entrenado por el ovetense Guillermo Arenas necesitarán esa frescura si quieren doblegar a un equipo que se está jugando la presencia en los play-off de ascenso. El OCB, por su parte, tratará de aumentar a siete su récord de victorias seguidas en la LEB Oro.

Compartir el artículo

stats