Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo y Sporting pasan página del derbi

Los dos equipos se centran en su lucha por acceder a la promoción de ascenso

Álex Alegría protege la pelota ante Javi Muñoz.

Álex Alegría protege la pelota ante Javi Muñoz.

La polémica se va apagando, aunque el mensaje queda en el aire: las relaciones están "suspendidas", según explicó el portavoz del Oviedo Fernando Corral, hasta nueva orden. O hasta que los presidentes arreglan las cosas. Pero el fútbol no espera. La Liga asoma a la vuelta de la esquina con otra jornada para enfilar la recta de meta con la que, los dos conjuntos asturianos, quieren alcanzar el play-off.

El Sporting se entrenó ayer a puerta cerrada en El Molinón, una circunstancia habitual toda la temporada la de trabajar sin público al menos un día a la semana. El club rojiblanco quiere pasar página, el comunicado del martes se produjo por la obligación de dar respuesta a las acusaciones del Oviedo. Desde el Sporting quieren evitar entrar en polémicas y seguir centrados en el buen momento deportivo del equipo. Y más con la cercanía del partido de Málaga, candidato al ascenso, que se jugará mañana por la noche.

Para el conjunto azul el distanciamiento con el Sporting no es el fondo del problema. Es la situación de injusticia con sus aficionados. Por eso dan el capítulo por cerrado, aunque no sus reivindicaciones. La directiva protagonizará el domingo una protesta al no entrar al campo hasta el minuto 12 de partido. Es la voz de protesta con La Liga que dirige Tebas de fondo. Aunque la intención es que la reclamación no altere al elemento deportivo, con el play-off a tiro.

Compartir el artículo

stats