Con el Barcelona intentando hoy lograr su sexta victoria en Liga, y prácticamente dejar finiquitado el título, el morbo del derbi del conjunto culé ante el Espanyol lo vuelve a poner Piqué. De aquellas declaraciones que causaron polémica en el conjunto perico, cuando el central del Barça aludió al "desarraigo" de su vecino, al que llamó "Espanyol de Cornellá", ahora Piqué vuelve a animar el derbi de la ciudad catalana con un nuevo guiño al rival. "Tengo más dinero en patrimonio que el presupuesto del Espanyol", dijo el pasado jueves por la noche Piqué al programa televisivo "La Resistencia". "Tenemos nuestra historia como patrimonio y tenemos humildad", le contestó ayer Rubi.

El Barça regresa a la competición tras el parón de selecciones con la duda de Messi, que finalizó su concentración con Argentina con molestias en el pubis, por lo que podría quedarse inicialmente hoy en el banquillo ante el Espanyol. El guardameta Cillessen regresó con molestias de sus partidos con la selección holandesa y será sustituido por Iñaki Peña.

Con diez puntos de ventaja sobre el segundo, el Atlético de Madrid, el Barça quiere continuar con su buena racha y atar cuanto antes una Liga que tiene al alcance. El conjunto que entrena Ernesto Valverde lleva 16 jornadas sin perder, en las que apenas ha cedido tres empates. "Esta semana puede ser clave y definitiva", indicó el técnico en alusión a que jugarán tres partidos en ocho días.