Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La racha acaba en Huesca

El Liberbank Oviedo no pudo sumar el séptimo triunfo consecutivo pese a su reacción en el último cuarto

Van Zegeren coge un rebote adelantándose a Spieth y al pívot del Huesca Hartwich.

Van Zegeren coge un rebote adelantándose a Spieth y al pívot del Huesca Hartwich. DIARIO DEL ALTO ARAGÓN

La racha triunfal del Liberbank Oviedo llegó a su fin en Huesca. Los de Javi Rodríguez se quedaron sin opciones de sumar su séptimo triunfo consecutivo en un partido irregular. Pese a todo, el cuadro carbayón llegó vivo a los últimos instantes de partido en una cancha complicada. La moneda de nuevo volvió a otorgar una cruz al equipo asturiano en un duelo que se decidió en los últimos instantes. Pese a remar en el tramo final del cuarto periodo, los oscenses, dirigidos por el asturiano Guillermo Arenas, se llevaron la victoria.

El encuentro comenzó con un Levitec mandando en el marcador, liderado por un gran Gjuroski. El macedonio anotó ocho puntos en los primeros dos minutos y medio de encuentro, para situar a los aragoneses con un 8-2 favorable. Entre Jakstas y Ahonen, le dieron la vuelta al marcador (8-9). El encuentro entró en una fase de igualdad que pronto se decantó para el equipo carbayón. Un triple de Spieth a falta de 2:50 para el final del cuarto dio la ventaja definitiva al Liberbank Oviedo. Desde ese momento, y hasta el final del periodo, únicamente llegaron canastas asturianas, la última, un triple de Rosa prácticamente sobre la bocina. Con el 15-23 y superado el primer envite del Huesca, los de Javi Rodríguez habían entrado con buen pie al partido.

En el segundo cuarto, ninguno de los dos equipos ofreció un baloncesto brillante. El Liberbank Oviedo resistía como podía ante un Levitec Huesca peleón que, poco a poco, iba recortando diferencias en el marcador. El balance ofensivo de los carbayones se redujo a una acción de dos puntos de Van Zegeren y dos triples, uno de Rosa y otro de Ahonen. Este último, a falta de 3:44 para el final del cuarto significó la última canasta del Oviedo.

Si el segundo cuarto no fue bueno, el tercero fue peor. La sequía anotadora del Liberbank se extendió a lo largo de los minutos ante un Huesca que, con una mala racha, se creía que podía ganar el partido. A los carbayones les costó otros cinco minutos y medio anotar. Fue Van Zegeren, desde la línea de tiros libres (42-32). Mientras tanto, Huesca iba abriendo brecha en el marcador. La primera canasta en juego -tiros libres al margen- para el Oviedo Baloncesto llegó cuando el cronómetro señalaba tres minutos para el final del periodo, de nuevo por mediación del holandés.

Huesca tampoco se mostró muy fino de cara al aro en los últimos instantes y los ovetenses, tras ir perdiendo por 14 puntos (47-33 a falta de 3:43 para el final del cuarto) redujeron esa desventaja a nueve (51-42) gracias a una canasta de Roope Ahonen. A los de Javi Rodríguez les iba a tocar remar en los últimos diez minutos si querían llevarse algo positivo.

El milagro, al que nos tiene acostumbrados este equipo, estuvo a punto de producirse. Y eso que el último periodo no comenzó de manera positiva para el Oviedo Baloncesto. Pese a la canasta inicial de Jakstas, el Levitec Huesca volvió a distanciarse a los 14 puntos de distancia (58-44) con más de siete minutos por jugarse. El cuadro carbayón se enfundó el mono de trabajo y, desde la defensa, comenzó a recortar. Ahonen se entonó desde el perímetro y dos triples seguidos del finlandés dieron a los asturianos opciones de soñar. Olvier Arteaga también entró en juego y , con otros dos lanzamientos de tres magistrales de Víctor Pérez el duelo llegó vivo a los últimos instantes (62-60 a falta de 2:40). Arteaga se convirtió en protagonista de las siguientes acciones. Tras fallar un lanzamiento, robó el balón y anotó para empatar el partido (62-62, 1:25). Gjuroski respondió con un triple en el siguiente ataque.

El partido estaba vivo y Oviedo no se rindió. Jakstas logró una canasta de dos puntos y Nurger respondió con acierto en el lado contrario. Los oscenses mantenían su ventaja (67-64) a falta de 24 segundos. Víctor Pérez lo intentó de tres, pero su lanzamiento forzado no entró y Huesca comenzó a saborear el triunfo. Tras la falta carbayona, Gjuroski acertó uno de los dos tiros libres y Llorente logró la canasta que dejó el resultado definitivo.

El Oviedo Baloncesto podría caer a la cuarta posición si mañana logran la victoria el Melilla y el Bilbao. Además, en esta jornada el Betis Energía Plus podría lograr matemáticamente el título de Liga si consigue vencer al Granada en Sevilla. Los verdiblancos pueden lograr el ascenso a la ACB a falta de cinco jornadas para el final del campeonato. El Liberbank Oviedo regresa a la competición el próximo viernes. Los pupilos de Javi Rodríguez reciben al Leyma Natura Básquet Coruña en Pumarín a partir de las 20:30 horas.

Compartir el artículo

stats