Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una semana de pasada

El partidazo frustrado por Diego Costa

Al margen del desenlace del campeonato, que de todas maneras tenía un inconfundible color azulgrana, la salida de tono de Diego Costa en el Camp Nou nos privó de uno de los pocos partidos interesantes que deparaba el calendario de Primera de aquí a final de temporada. Hasta ese fatídico minuto 28, cuando al volcánico hispanobrasileño se le volvió a soltar la lengua, el duelo era digno de los dos mejores equipos del campeonato. El Barcelona había intentado hacer valer su condición de local y el Atlético de Madrid le daba réplica, demostrando que tiene potencial para algo más que esperar atechado en su área. Nunca sabremos lo que habría ocurrido con un once contra once, pero Diego Simeone y sus jugadores harían bien en pedirle explicaciones a su delantero antes que en alentar la teoría de la conspiración. El árbitro del sábado, Gil Manzano, no tiene la culpa de los deslices anteriores de sus compañeros, ni de ese estilo que tiene por bandera ir siempre al límite, lo que explicaría en parte tantas expulsiones. Si quieren echar un vistazo a sus últimas visitas a Barcelona, que recuerden que su título de Liga de la temporada 2013-14 no hubiese sido posible sin el gol injustamente anulado a Messi por Mateu Lahoz en los últimos minutos del último partido del campeonato. Fue el día en que la afición azulgrana reconoció con una ovación los méritos del campeón.

Compartir el artículo

stats