Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volando a por la remontada

"Podemos hacerlo", dice Estefanía Parapar, lateral del Oviedo Femenino, que debe levantar hoy cuatro goles al Sant Quirze

Estefanía Parapar se dispone a lanzar en un partido del Oviedo Femenino en el polideportivo de La Florida.

Estefanía Parapar se dispone a lanzar en un partido del Oviedo Femenino en el polideportivo de La Florida. LAURA CARADUJE

Al Oviedo Femenino le toca pegarse hoy un madrugón de los gordos. Valdrá la pena despertarse a las cinco de la mañana y coger un avión hacia Barcelona si logran remontar los cuatros goles en contra (20-24) que recibieron en el partido de ida de la eliminatoria por el ascenso frente al Sant Quirze catalán. El partido será a las 20.45 horas y se podrá seguir en directo por la web de TV3 (www.ccma.cat/tv3/directe/esport3). El premio si el Oviedo consigue la remontada es enorme: clasificarse para la final a cuatro en la que se decidirá la única plaza de ascenso a División de Honor que hay en juego esta temporada.

Una de las que debe tirar del carro es la lateral gijonesa Estefanía Parapar, que cumple su segundo año en el club. Que el Oviedo Femenino es un club joven queda más que demostrado al saberse que Parapar es la más veterana, con tan solo 24 años. "Soy la vieja del equipo, aunque de vieja no tengo nada", señala la asturiana en tono jovial cuando ya no le quedan tantas horas para que subirse al avión. El de Parapar también es un buen ejemplo de capacidad para reponerse a los contratiempos. Esta temporada ha sufrido tres lesiones: se rompió un dedo nada más empezar la competición en el grupo A de División de Honor Plata y eso le obligó a perderse los dos primeros partidos; a finales de octubre sufrió un esguince en el tobillo izquierdo y se perdió otros dos partidos; y el 23 de febrero, en Canarias, en los primeros minutos del partido contra el Lanzarote Zonzamas, sufrió un esguince de grado 3 (el grado más grave) en el tobillo derecho que la tuvo casi un mes escayolada y la obligó a perderse cuatro partidos.

Forzó para poder jugar el último partido de Liga, en el que fue clave marcando cinco goles en la victoria ante el Cleba León que las clasificó para la fase de ascenso. "A pesar de todo, de mis lesiones y de las de mis compañeras, hemos conseguido recuperarnos, meternos en la fase de ascenso y hacer una gran temporada". Una temporada que no da ni mucho menos por concluida. "Hay que tirar para adelante, se puede conseguir. Podemos lograrlo", insiste la gijonesa.

La clave para conseguirlo es parecerse más al equipo de los veinte minutos finales del encuentro de ida que al de los cuarenta iniciales: "El partido de ida no nos salió como queríamos, ahora tenemos que salir a jugar y a ganar desde el principio, a aprovecharnos de los nervios que tendrán ellas, a intentar quitarles la ilusión que tienen por clasificarse. Aquí celebraron la victoria como si hubieran pasado y aún no está todo dicho", añade Parapar.

Hoy, a partir de las 20.45 horas, tratarán de "darlo todo" porque, en balonmano, "cuatro goles se pueden remontar".

Compartir el artículo

stats