05 de junio de 2019
05.06.2019

Siete sombras sobre Pucela

Las grabaciones hechas a Aranda en el caso de amaño de partidos revelan la supuesta compra de parte de la plantilla del Valladolid

05.06.2019 | 02:17
Jugadores del Valladolid, junto a sus familias, en casa de Keko.

Con el Valencia jugándose la Liga de Campeones y el Valladolid en una semana de relax, a Kiko Olivas se le fue un control en la primera parte que acabó en gol del Valencia, de Soler, a los 36 minutos. La acción, una de esas tantas que se dan el en fútbol, no llamaría la atención si no fuera por la investigación que salió a la luz en los últimos días sobre el presunto amaño de partidos en el fútbol español. Entre los encuentros bajo la lupa, ese Valladolid- Valencia, que acabó 0-2, y según se supo en las últimas horas, con siete jugadores pucelanos en el punto de mira. Los siete que se reunieron con Borja Fernández como presunto enlace en una barbacoa un día antes del partido. En aquella cita, casualidad o no, estaba presente Olivas.

Las pesquisas se centran en lo sucedido en el último partido de Liga en el estadio de Zorrilla. Detrás de la trama, estarían Raúl Bravo y Carlos Aranda, además de Borja Fernández, detenidos la semana pasada, en la operación Oikos junto a otros agentes del mundo del fútbol: el presidente del Huesca, Agustín Lasaosa; el médico del club oscense, Juan Carlos Galindo, y el futbolista del Deportivo Íñigo López.

Las grabaciones hechas al móvil de Aranda, reveladas por El Mundo, indican que el exfutbolista vaticinó lo que sucedería en el partido. "Mira, hermano, el Valencia gana la primera parte y la segunda", dice Aranda a su interlocutor. "Había siete jugadores comprados, nada más", remata. La seguridad de Aranda era tal que a una empleada de su negocio de apuestas en Málaga le comentó: "Apuesta 10.000 euros y te llevarás 20.000".

El supuesto amaño se habría fraguado entre Raúl Bravo y Borja Fernández, excompañeros en el Madrid, dos días antes del encuentro en el Bar Corinto, propiedad del que era capitán del Valladolid. Al día siguiente tuvo lugar la barbacoa en casa de Keko, a la que acudieron, precisamente, siete futbolistas del Valladolid. Desde el entorno de Borja se justifica que era una celebración familiar para despedir al capitán.

El Girona, atento. El presidente del Girona, Delfí Geli, admitió ayer que se pondrá en contacto con la Liga y la Real para ver si salió perjudicado. El Girona fue uno de los descendidos y, ante este escenario de supuesto amaño, el club gerundense espera acabar esquivando el descenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Mi equipo tiene la mejor afición

La afición es uno de los elementos clave para los equipos. Los aficionados sienten los colores y el escudo igual que los propios jugadores