14 de junio de 2019
14.06.2019
EN DIRECTO
Casado reprocha a Sánchez que "no ha dicho nada" en su discurso

La selección tiene las cartas marcadas

Si España es segunda se medirá a Estados Unidos en octavos

14.06.2019 | 01:11
Por la izquierda, Jorge Vilda, la asturiana Montse Tomé y el preparador físico, Kenio Gonzalo, el miércoles en Valenciennes antes del Alemania-España.

Aunque nunca una derrota se celebró tanto, las cartas de España en el Mundial están marcadas. Daebritz, la autora del gol de Alemania, con la permisividad de Torrejón y Paños, aboca a las de Vilda a una heroicidad en octavos, si es que consiguen ganar a China el lunes en el último partido del grupo y logran la segunda plaza.

Lo más probable es que en la eliminatoria de octavos esté Estados Unidos. Si Alemania, con sus dos Mundiales, sus ocho Eurocopas, su oro olímpico y sus nueve Ligas de Campeones de Clubes era un rival temible, la selección de Álex Morgan parece un equipo mítico. Ganó su primer partido en Francia por 13 goles a cero a Tailandia.

Una cifra tan ridícula como que es la mayor goleada de la historia de los Mundiales y diez de esos goles los marcaron en la segunda parte. Curiosamente, el anterior récord de victoria más abultada en una Copa del Mundo lo tenía Alemania, cuando en 2007 ganó 11-0 a Argentina en el Mundial de China.

Hay cierto misticismo, quizás por lo histórico, cada vez que España se tiene que enfrentar a Estados Unidos. La selección se está destapando como una de las gratas sorpresas de Francia. Jorge Vilda dirige a una seleccion sin pedigrí, pero también sin más exigencia que la de no fallarse a sí mismo en su voluntad de competir.

Ante Sudáfrica, España ganó su primer partido de la historia de los Mundiales. Anteriormente solo había sumado un punto en su debut en Canadá. Eran los oscuros tiempos de Ignacio Quereda, el seleccionador al que le apartaron del equipo tras lo que fue casi un golpe de estado de las 23 jugadoras convocadas para la cita de 2015. Espoleadas por la buena imagen ante Alemania, que sufrió para ganar a España, la selección tiene el orgullo del equipo humilde al que no le pesa la mochila. Porque no la tiene.

Parece complicado que el ignoto fútbol femenino español pueda sorprender a la primera potencia mundial en esta disciplina. Desde que se celebran los Mundiales, el peor puesto de las estadounidenses ha sido la tercera plaza. Han ganado tres veces y fueron subcampeonas en otra ocasión. Tienen cuatro oros olímpicos y una plata.

Una máquina ante la que España tendrá que jugar, si llega a octavos como segunda. De perder contra China, la selección podría pasar como tercera. Pero esa opción no será buscada. "Si no vas a ganar puedes pifiarla y quedarte fuera", reconoció Mapi León, la defensa del Barcelona y de una selección con las cartas marcadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"