04 de agosto de 2019
04.08.2019
83 Descenso Internacional del Sella

Castañón y Becerro remontan y ganan con un polémico final

Julio Martínez y Emilio Llamedo, que lideraron buena parte de la prueba, perdieron sus opciones en el tramo final tras rajarse su piragua en un incidente con la pareja ganadora

04.08.2019 | 00:07
Castañón y Becerro remontan y ganan con un polémico final
Becerro y Castañón celebran su triunfo, con los franceses Urban y Candy a la izquierda.

El avilesino Miguel Fernández Castañón y el leonés José Julián Becerro (Club Fluvial de Lugo) se impusieron en la 83.ª edición del Descenso Internacional del Sella, con un tiempo de 1h:07.47, después de protagonizar una gran remontada, ya que durante buena parte de la prueba, penalizados por una mala salida en la que incluso José Julián Becerro se fue al suelo antes de entrar en el agua, fueron por detrás de las dos embarcaciones que fueron en cabeza durante gran parte del trayecto, la del cántabro Julio Martínez y el asturiano Emilio Llamedo , y la formada por el también asturiano Juan Busto y el argentino Roberto Geringer (Club Piragüismo El Sella).

Miguel Fernández Castañón y José Julián Becerro fueron de menos a más y en los últimos kilómetros, tras conseguir enlazar con el grupo de cabeza, impusieron un fuerte ritmo ante el que nada pudieron hacer sus rivales. La pareja, bronce en el pasado Campeonato de Europa de maratón, no prepararó de manera especial El Sella, incluso tuvo que recurrir a una piragua prestada por Jesús Rodríguez León para competir. Esa falta de presión y su gran momento de forma fueron claves para lograr su primera victoria como pareja en el Sella. Miguel Fernández Castañón lo había ganado antes con Julio Martínez, pero para José Julián Becerro fue su primer triunfo en K-2 después de haberlo conseguido en K-1.

Protagonizaron una gran remontada, pero no esquivaron la polémica, ya que en el tramo final, justo cuando se pusieron en cabeza, tuvieron un incidente con la piragua de Julio Martínez y Emilio Llamedo en la sequera de Llovio. Julio Martínez asegura que fueron cerrados, lo que les obligó a pasar por encima de unas piedras, lo que produjo una gran raja en la embarcación que les dejó sin opciones, acabando al final séptimos a 2.03 de los ganadores.

Fue una edición marcada por la gran calidad de los participantes, con el podio al completo del pasado Campeonato de Europa, y por el bajo caudal del río.

Los protagonistas de la carrera desde el inicio de la prueba fueron Julio Martínez y Emilio Llamedo. Partieron los primeros de la parrilla de salida y no lo desaprovecharon. Julio Martínez, de 49 años y once veces ganador del Sella, buscaba la duodécima, y durante buena parte de la prueba parecía que iba a conseguirlo. La pareja astur-cántabra realizó una buena salida y se puso en cabeza seguida por los sudafricanos Hank McGregor y Wayne Jacobs y de Juan Busto y Roberto Geringer, posiciones que se mantuvieron en los primeros kilómetros. En el paso por Triongo, Juan Busto y Roberto Geringer eran ya segundos, relegando a los sudafricanos, que empezaban a perder contacto, a la tercera plaza. En Arcu se mantenían las posiciones, con las dos embarcaciones en cabeza, marcando el ritmo Julio Martínez y Emilio Llamedo, mientras que Busto y Geringer se limitaban a aguantar la ola. Por detrás McGregor y Jacobs pasaban a diez segundos y comenzaban a alejarse de la cabeza.

En Toraño, el único cambio fue que la pareja francesa, Urban y Candy, recientes campeones de Europa, eran ya terceros, relegando a los sudafricanos a la cuarta posición.

En el Rabión del Diablu la distancia de las dos embarcaciones de cabeza era ya de 25 segundos con respecto a la pareja francesa, que encabezaba un grupo formado también por Miguel Llorens-Luis Amado Prieto, los argentinos Franco y Antonio Balboa, y Merchán y Javi López.

A mitad de carrera, en La Requexada y poco después en Fries, todo parecía indicar que la victoria sería para una de las dos parejas que comandaban la prueba y más tras disponer de una ventaja de 32 segundos sobre los franceses Urban y Candy, y sobre Becerro y Castañón, que tras una gran remontada estaban ya con opciones por lo menos de subir al podio.

En los Campos de Oba la distancia entre los dos grupos era ya mínima, con Becerro y Castañón terceros, mientras que al paso por Norniella se produjo un vuelco total, ya que Julio Martínez y Emilio Llamedo perdieron la primera plaza por primera vez desde el inicio de la carrera. Becerro y Castañón pasaron a liderarla con Busto y Geriger en segunda posición.

Precisamente en este momento, a poco más de 1,5 kilómetros para la meta, se produjo el incidente entre las embarcaciones de Julio Martínez-Emilio Llamedo y Becerro-Castañón, que dejó a estos últimos sin opciones. Becerro y Castañón pusieron un fuerte ritmo en la ría y entraron destacados en la línea de meta, siendo segundos la pareja francesa Urban y Candy, que entraron a quince segundos, mientras que terceros fueron Juan Busto y Roberto Geringer, a 23 segundos de los ganadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"