05 de agosto de 2019
05.08.2019

El equipo hará mañana la ofrenda a la Santina

05.08.2019 | 00:59

"Estoy feliz por volver a Gijón". Borja López ya ve su sueño cumplido. El séptimo fichaje del Sporting disfrutó ayer de la ciudad y espera incorporarse hoy a los entrenamientos con sus nuevos compañeros, tras someterse al reconocimiento médico y completar los últimos trámites para estampar la firma con la que se rubricará su vuelta a casa. El gijonés, de 25 años, regresa seis años después de haber sido traspasado al Mónaco por 2,2 millones de euros. Lo ha hecho después de que el club gijonés alcanzase un acuerdo con el Hajduk Split croata, con el que el jugador tenía un año más de contrato. El nuevo compromiso del central, con cuya llegada se da por cerrada la línea defensiva, será hasta 2022. Borja aceptó reducirse su ficha para facilitar el acuerdo.

"Tengo ganas de empezar ya", admite con una amplia sonrisa el nuevo jugador rojiblanco, en pleno muro de San Lorenzo, acompañado de amigos como Borja Álvarez (jugador del Marino), y después de que iniciara el pasado sábado un desplazamiento maratoniano por carretera. El gijonés viajó desde Split, Croacia, hasta Gijón en su propio coche. Lo hizo en compañía de su padre, con el que se fue alternando al volante, y haciendo paradas intermedias como la que le llevó a cortarse el pelo a Francia. Lo más probable es que se le pueda ver ya ejercitándose esta tarde, a partir de las 18.00 horas. La previsión del Sporting era presentarle hoy en Mareo, sin embargo, la ausencia de Miguel Torrecilla, director deportivo rojiblanco, ha obligado a posponerlo a mañana. El salmantino se encuentra fuera de Asturias, completando labores de seguimiento para apuntalar la plantilla. Borja López vuelve con la intención de quedarse más allá de los dictados de su nuevo contrato. La hace después de una trayectoria en la que, por unas u otras razones, ha llegado a militar en hasta seis clubes diferentes.

Borja López se marchó traspasado al Mónaco después de una progresión en el Sporting que le hizo debutar en el filial siendo todavía juvenil y asomar en el primer equipo con apenas 18 años. Defensa central zurdo, de buena salida de balón y potencia física, su prometedor futuro venía avalado por internacionalidades sub-18 y sub-19, lo que acabó de decidir al conjunto francés, club de gran fama por sus grandes inversiones en jóvenes talentos. El gijonés se fue cedido al Rayo Vallecano (club en el que tuvo la lesión más grave de su carrera: rotura de ligamento cruzado de la rodilla izquierda), Deportivo de La Coruña y Arouca portugués antes de incorporarse en propiedad al Barcelona para reforzar a su filial. De ahí, con debut incluido en el primer equipo en partido de Copa del Rey, probó fortuna en el Hajduk Split croata, donde iniciaba su tercera campaña.

La incorporación de Borja López da continuidad al ciclo de fichajes rojiblanco, que ha firmado este verano a Javi Fuego, Unai Medina, Álvaro Vázquez, Damián Pérez, Manu García y Marc Valiente. El gijonés competirá con Marc Valiente, Babin y Cordero por un sitio en el centro de la zaga y además pone acento a la apuesta de recuperar a futbolistas formados en la casa, que esta campaña fue señalada como la política a seguir en el mercado y que ya trajo de vuelta a Gijón a Javi Fuego y a Manu García.

El Sporting afronta el mes de agosto con la incógnita a despejar de si finalmente se decidirá a firmar a un portero y a un extremo izquierdo. La que parece generar más dudas es esta última, si bien no se descarta que pueda haber algún movimiento. También puede registrarse todavía alguna salida más, como es el caso de Hernán Santana, a quien José Alberto ni siquiera está utilizando para los amistosos de pretemporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes