11 de agosto de 2019
11.08.2019
Baloncesto | LEB Plata

La pizarra de Nacho Galán

"Hemos fichado a los que queríamos para el nuevo estilo", explica el técnico del Círculo, que incorporó a nueve jugadores

11.08.2019 | 01:06

Nueva temporada, nuevo proyecto y nuevos fichajes para el Círculo Gijón. Hasta nueve caras nuevas se estrenarán con la elástica del equipo gijonés. El técnico Nacho Galán ya tiene de esta forma a sus once elegidos para tratar de buscar "la permanencia en la primera fase" en la LEB Plata, donde contará con los bases Ángel Moro (sigue del pasado año) y Joaquín Portugués, los escoltas Rob Ukawuba, Jamal Reynolds y Edu Lada, los aleros Gregorio Adón y Jaime Llano, los ala-pívots Carlos Poyatos y Javi Menéndez (sigue de la pasada temporada) y los pívots Henrik Jädersten y Mackuei Puondak. Seis de ellos debutarán en la categoría.

"Estamos muy contentos, hemos fichado a los jugadores que queríamos para el nuevo estilo de juego que vamos a practicar, muy diferente al del año pasado, los once se adaptan bien", analiza Nacho Galán que este año buscará un juego "más agresivo y veloz, más de mi gusto". El verano ha sido muy satisfactorio para el gijonés salvo una excepción, la marcha de Saúl Blanco, un jugador diferencial en la categoría y con el que no podrá contar. Admite el técnico que "es el único que queríamos fichar y no pudimos, el resto son decisiones nuestras".

Uno de los talones de Aquiles del pasado curso se situó en el puesto de base, y por ello, Nacho Galán y la dirección deportiva del Círculo ha buscado un director de juego: Joaquín Portugués. "Nos va hacer subir un escalón, es un base pensado para dirigir y controlar el ritmo de juego y, después, tenemos a Ángel Moro, que nos servirá para romper con velocidad los partidos. Son dos bases de un nivel muy alto", define el técnico. El puesto de escolta y los de alero son totalmente novedosos y con un perfil de jugador opuesto al del estreno en la LEB Plata. "Este año el tiro exterior no va a ser una parte importante de la filosofía del equipo, puede ser nuestro déficit", expone Nacho Galán.

Eso sí, ha ganado velocidad y físico. Como escoltas resaltan Jamal Reynolds, que llega con grandes números, siendo una de las grandes esperanzas del equipo, y Ukawuba. "Son dos jugadores con una gran capacidad para el uno contra uno, muy potentes y grandes defensores", afirma Galán. A ellos se suma Edu Lada, que actuará también como base. Como alero, Gregorio Adón tendrá un papel principal, siendo un jugador contrastado en la Liga, y Jaime Llano que resalta por su lanzamiento de tres. Sobre ellos, Galán cree que "serán nuestros lanzadores y además pueden ayudar mucho en defensa porque ambos superan los 2 metros de altura".

Las torres del equipo se reparten en dos apartados. Poyatos y Javi Menéndez se presentan como "4" y con características similares y Poundak y Jädersten serán los dueños de la zona. "Buscamos pívots que sean móviles, que puedan defender fuera, que puedan correr bien la cancha, al final, creemos que los cinco que estén en cada momento en la cancha pueden defender bien en los cambios de los bloqueos y salir después rápido al contraataque", dice Galán. Ese será el nuevo patrón de juego del Círculo, la pizarra de Nacho Galán está lista para ponerla en práctica, con la ilusión alta y con ganas de que el balón comience a botar en el Palacio de Deportes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes