Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tenista

Tommy Robredo: "Es bueno que regrese el tenis playa de Luanco para recordar a Galé"

"Ya me he puesto en contacto con los organizadores y si me invitan claro que asistiré, porque es un torneo único en el mundo"

Tommy Robredo, durante la final del torneo de tenis playa de Luanco en el año 2013, la última edición que se celebró.

Tommy Robredo, durante la final del torneo de tenis playa de Luanco en el año 2013, la última edición que se celebró. RICARDO SOLÍS

Llegó cuatro veces a los cuartos de final de Roland Garros y se prepara para el Open de Estados Unidos. Pero a sus 37 años, Tommy Robredo sigue considerando que el torneo de tenis playa de Luanco, del que desde el 2013 es el último vencedor, como uno de los más especiales de su dilatada carrera. Y ahora que la cita de la playa de La Ribera regresa seis años después en homenaje al fallecido Manolo Galé, el gerundense no se lo quiere perder. "Si me invitan, claro que iré", reconoce en conversación telefónica con LA NUEVA ESPAÑA.

Robredo venció en 2013 sobre la arena de la playa de la capital del concejo de Gozón. Se impuso al también español Nicolás Almagro (6-4 y 7-6). No podía saber que el séptimo punto del tie break que le otorgó el triunfo iba a ser el último de la historia del curioso torneo. "Es una competición especial. Por la playa, la arena. Es una pista única en el mundo", explica.

El torneo de tenis playa de Luanco ha resucitado tras el fallecimiento de Manolo Galé, el 25 de julio. El difunto presidente de la Federación Asturiana de Tenis fue responsable de convertir lo que en 1970 comenzó como un torneo de amigos en una contienda respetada por lo más granado del tenis. "Era espectacular", concede Robredo.

Carlos Moyá, Álex Corretja, Juan Carlos Ferrero o Feliciano López, entre otros exponentes de la raqueta antes de que estuviera dominada por Rafael Nadal, se citaron sobre la arena de la playa de La Ribera. Para Robredo, el secreto estaba en la organización. "Nos hacía disfrutar, para nosotros era un balón de oxígeno", dice.

Razón no le falta. Desde que Juan Carlos Fernández, el vicepresidente del Club de Tenis de Luanco, uno de los organizadores de la cita, cesó en su actividad, nunca más se volvió a disputar. "Siempre tuvieron muy buena mano con los jugadores", ensalza.

Aunque Robredo fue el ganador de la última cita, llegó a las semifinales en 1999 y en el 2000, en el arranque de su carrera. "Fue Avendaño el que me llevó por primera vez. A veces por calendario era complicado acudir", señala el tenista catalán.

Sin embargo, a finales de julio o principios de agosto del año próximo, momento en el que la playa de La Ribera volverá a vestir sus mejores galas, Robredo quiere estar. "Ya he hablado con ellos y les he dicho que cuenten conmigo para todo lo que necesiten", asegura el deportista. Robredo podría encajar a las mil maravillas en el partido de exhibición paralelo al internacional sub-16 que la organización prepara para la trigésimo quinta edición del tenis playa.

Con Galé en la memoria

El regreso de la histórica competición ha generado un enorme revuelo en el concejo de Gozón. La vuelta se transformará en un homenaje al fallecido Manolo Galé. "Es imposible no tenerle presente. Le traté mucho. Las veces que estuvo conmigo siempre me traía mallorquinas", recuerda Robredo.

Este famoso postre ovetense le abrió muchas puertas a Galé. En una ocasión, llegó irrumpir en Madrid en la pista en la que Toni y Rafa Nadal entrenaban para entregar el dulce asturiano al doce veces campeón de Roland Garros. "Siempre me las traía", reconoció a LA NUEVA ESPAÑA el tenista español más laureado de todos los tiempos. "Era un goloso. Cuando estaba allí, me llevaba a comprar bombones y el tío no me dejaba escoger. Había que seleccionar los que él dijera. Era todo un experto", apunta el tenista catalán sobre la faceta golosa de Galé, cuya familia y él mismo, regentó en Avilés una reconocida confitería. "Es importante que se hagan este tipo de celebraciones para que el nombre de Galé perdure", zanja Tommy Robredo, el último ganador del torneo de la playa de La Ribera de Luanco.

Compartir el artículo

stats