16 de agosto de 2019
16.08.2019

El héroe inesperado

El guardameta Adrián pasó en unos días del paro a ser decisivo en la Supercopa para el Liverpool

15.08.2019 | 23:30
Adrián celebra la Supercopa de Europa.

Adrián San Miguel descuelga el teléfono un domingo y llama a José Mari Moreno, director deportivo del UD Pilas, equipo de la Primera Andaluza. Le pide entrenarse en sus instalaciones, a la espera de recibir alguna oferta interesante. Un mes después, Adrián es supercampeón de Europa con el Liverpool. El primer trofeo de su carrera, además. Por ello no era extraño verle disfrutar como un niño. Mientras sus ahora compañeros habían besado la Copa de Europa unos meses antes, él se estancaba en el banquillo de un West Ham United, que le cerraba las puertas.

Sin jugar apenas, su último partido desde el inicio había sido en la FA Cup, encajando cuatro goles ante un Tercera División, el histórico Wimbledon. A la espera de una oferta interesante decidió entrenarse en las instalaciones del Unión Deportiva Pilas. En ese momento ningún equipo utilizaba las instalaciones, puesto que se encontraban de vacaciones.

Acompañado por un preparador físico y un entrenador de porteros, Adrián se presenta a las 10 de la mañana y pregunta:"¿Cuál es mi portería?". José Mari le deja en el vestuario un par de botellas de agua y alguna pieza de fruta. Tras unas dos horas de entreno, Adrián se despide. "Si no hay ninguna novedad, vuelvo mañana". El meta se entrena mientras recibe ofertas de España, Inglaterra y Alemania. "Un viernes me dijo que el lunes tendría equipo y que prefiere no arriesgar", dice José Mari.

Lo que no sabía José Mari es que al día siguiente Adrián se personaría en el campo con una postal, agradeciendo el favor durante los 25 días que se entrenó en el campo del Pilas, y acompañada por un cheque regalo para comprar balones, petos y picas.

La recompensa al duro y humilde esfuerzo de Adrián se desencadenó entonces. Fichó por el Liverpool y debutó a los 40 minutos de comenzar la temporada por una lesión del brasileño Alisson. El incidente le situó de titular en Estambul contra el Chelsea, en la final de la Supercopa de Europa. Adrián nunca había ganado un título y la tanda de penalties le permitió convertirse en el héroe inesperado. En el quinto desvió con el pie el lanzamiento de Abraham y Adrián apareció de repente a hombros de sus compañeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"