Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MARÍA LÓPEZ | Jugadora asturiana de la selección de Hockey hierba, bronce en el Europeo

"Casi me da un infarto viendo los penaltis"

"Esta medalla tiene mucho valor para este grupo porque hace seis años llegamos a tocar fondo"

María López, con su medalla de bronce, a su llegada a Gijón.

María López, con su medalla de bronce, a su llegada a Gijón. M.L.

Ha entrado en la historia del hockey hierba femenino español. No ha sido un camino sencillo, ya que María López (Gijón, 1990) admite que "hace seis años habíamos tocado fondo". Pero el trabajo de las "Red Sticks" les ha llevado a subirse nuevamente al podio al alcanzar la medalla de bronce en el Campeonato de Europa. La asturiana amplía de esta forma su palmarés, en el que cuenta con un bronce en el Mundial de 2018 y un diploma olímpico logrado en Río de Janeiro, y a ello suma sus éxitos a nivel de club con seis títulos de Liga y seis Copas de la Reina, entre otros logros.

- Enhorabuena. Siguen haciendo historia en el hockey hierba...

-Gracias. Nos hace muchísima ilusión, sobre todo al haber perdido en el último minuto de las semifinales ante Alemania. Fue un palo duro porque estábamos haciendo un buen torneo y pensamos que era el momento de ganarles, pero supimos desquitarnos de esa rabia y tristeza del día anterior para salir a por todas ante Inglaterra.

- ¿Sufrió viendo desde la barrera los "shoot-outs" (uno contra uno jugador-portero) decisivos?

-Casi me da una infarto. Se pasa fatal. Tanto las jugadoras como la portera son muy buenas en esa faceta, son increíbles, pero siempre tienes esos nervios: son ocho segundos en el que el corazón se te pone a mil por hora.

- ¿Lograr una medalla con la selección española es lo máximo?

-Sí, totalmente, ésta se suma a la de bronce lograda en el pasado Mundial pasado. Pero creo que esta medalla tiene mucho valor para este grupo porque hace seis años llegamos a tocar fondo como selección y se ha ido trabajando, creyendo y comprometiéndose todos para poder llegar a esta recompensa. Es lo máximo de lo que he vivido hasta ahora.

- Le habrán llegado infinidad de felicitaciones.

-Mucha gente nos siguió por televisión y pudieron vernos en acción. Me hizo especial ilusión las felicitaciones por el juego que estamos desarrollando, porque hacía mucho tiempo que no lo veían en la selección femenina. Es un premio que la gente viva nuestra pasión y luche por este deporte, eso es algo que llena muchísimo, logremos la medalla de oro, de plata o la de bronce.

- Suma un nuevo trofeo a su particular vitrina de trofeos.

-(Risas). Está muy bien el historial, no tengo queja, pero quiero más. Siempre hay sitio para poner todos los trofeos, si no es en Gijón será en Madrid, pero le busco un buen hueco.

- ¿Ya piensa en nuevos retos?

-Ahora tengo diez días de vacaciones y comenzaremos a preparar el preolímpico que tenemos al final de octubre. Me pasaré dos meses en Valencia entrenando al máximo. Estuve en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde logramos el diploma olímpico. Ahora queremos mejorar ese resultado.

- ¿Dónde la veremos la próxima temporada?

-En 2017 jugué en Holanda, que es como la NBA del hockey hierba, y este año ya regresé a Madrid (Club de Campo). Seguiré allí este año para preparar mejor los Juegos.

- ¿Hay María López para rato?

-Hace unos años pensaba en retirarme después de Tokio 2020, pero sigo teniendo el gusanillo, me encuentro bien y tengo la ilusión de seguir con la selección. Ahora se está recociendo más el deporte femenino y eso ayuda a que entrenemos en mejores condiciones y me apetezca continuar escribiendo nuestra historia.

Compartir el artículo

stats