08 de septiembre de 2019
08.09.2019

Bennett gana un accidentado final

Los tres primeros de la general, Roglic, Valverde y Pogacar, se vieron involucrados en una caída a un kilómetro de la línea de meta en Oviedo

08.09.2019 | 01:21
Sam Bennett entra vencedor en la meta de Oviedo

Oviedo y el Naranco llevan 24 finales de etapa de la Vuelta a España viviendo gestas excepcionales, entre ellas las de José Manuel Fuente "El Tarangu", y siempre tienen un algo especial. Ayer se mascó la tragedia a 1 kilómetro de la meta cuando los tres primeros de la general, Roglic, Pogacar y Valverde, se fueron al suelo en una masiva caída, cuyas consecuencias se verán en la etapa de hoy con final en El Acebo. Así, la victoria del irlandés Sam Bennett, que también ganó la etapa de Alicante, al superar el duro y bonito repechón de la calle Azcárraga, casi queda en anécdota.

Todo indicaba que los 188 kilómetros que separaban San Vicente de la Barquera de Oviedo iba a ser para los protagonistas de una fuga y de hecho lo intentaron desde la salida (Km. 10), los ciclistas Pibernik, Puccio, Dillier, Rosetto y el abulense Diego Rubio (Burgos-BH), pero nada más entrar al Principado por Colombres cuando llevaban 2-22 de ventaja ya se vio que el pelotón hacia de gato jugando con el ratón (escapados).

Se produjo el "milagro" de que se entendieron los equipos con sprinters (UEA Emiratos, Dimensión Data, Bora, Mitchelton y Deceuninck) para que la ventaja no aumentara y siempre estuvieran controlados. Así les dejaron transitar por Llanes, Ribadesella, Villaviciosa, Gijón, alto de La Madera y Noreña para anularlos en Colloto, a 4 kilómetros de meta y después de rodar en fuga 174 maratonianos kilómetros.

Los sprinters habían sufrido mucho en esta Vuelta, y teniendo en cuenta lo que les espera especialmente hoy y mañana camino de El Acebo y La Cubilla, no querían desperdiciar una jornada propicia. Así que todo se preparó para la llegada a Oviedo, delante del teatro Campoamor, pero en plena ascensión por la calle Tenderina Alta un ciclista hizo el afilador en la parte delantera y barrió al pelotón tirando a una treintena de corredores, entre ellos al podio de la Vuelta, Roglic, Pogacar y Valverde, aparte de los más afectados como Cubero y Mezgez. Así de inexplicable es el ciclismo. En la carretera más ancha y en subida, que se va más suave, se produjo la caída más masiva de la Vuelta. Y hay que dar gracias a que faltaban sólo 1.000 metros y los tiempos en meta ya no penalizaban debido a que el percance se produjo dentro de los tres últimos kilómetros.

Tras esa caída, un sobresaliente Gilbert tiró a fondo para su compañero Jacobsen, que no apareció. El excampeón del Mundo tenía fuerzas para ganar, pero tras el esfuerzo que había realizado se tuvo que conformar con ver como el irlandés Bennett le contraatacaba y se marchaba en el duro repechón de Azcárraga, a falta de 350 metros,. Bennett supo aguantar la embestida del argentino Richeze y el belga Van der Sande, que sólo pudieron acercársele en la línea de meta. Luego, llegó un rosario de ciclistas a los que se les dió el mismo tiempo, desde el cuarto clasificado, Sarreau, que entró a 5 segundos.

El asturiano Dani Navarro (Katusha) intentó de nuevo coger la fuga, pero se le escapó por poco. Esperemos que hoy la etapa reina en la que habrá mucho marcaje entre los favoritos pueda meterse en una escapada y tenga opciones de intentar la victoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"