09 de septiembre de 2019
09.09.2019

Quini sigue ganando en casa

"Es un orgullo para Asturias tener a alguien como él", aseguran los más de 23.600 aficionados que le homenajearon en El Molinón

09.09.2019 | 00:44
Quini sigue ganando en casa
Pablo Ramos, nieto de Quini, recoge una camiseta firmada por los jugadores.

"Vengo a ver a España, pero más por el homenaje a Quini". Aunque a sus 12 años Emma González nunca vio jugar a "El Brujo" sí que es conocedora de su importancia y de lo mucho que supone para el Sporting, su equipo, y la Selección Española. Como también lo saben los 23.644 aficionados -3.000 más que en la última visitra del combinado nacional, hace dos años, contra Israel- que ayer se dieron cita en El Molinón, el estadio que lleva su nombre, para homenajear a Enrique Castro, Quini, El Brujo.

Un homenaje que comenzó con la proyección, en las pantallas gigantes del estadio, de un vídeo con imágenes del atacante sportinguista, "exjugador del Sporting y la Selección y leyenda", como se explicitó por megafonía.

Desde la grada este descendió una gran lona con la imagen de "El Brujo" con la camiseta del combinado nacional y el 16 a la espalda. Y fue su nieto, Pablo Ramos, quien recogió, de manos de otros dos exinternacionales con el Sporting, Eloy Olaya y Juan Carlos Ablanedo, una camiseta de la Selección firmada por todos los jugadores. El homenaje a "El Brujo" se prolongó hasta el minuto 9 de encuentro, cuando la grada coreó el mítico cántico que tantas veces sonó en El Molinón: "¡Ahora, Quini, ahora!". Mismo título que lleva la canción que Pipo Prendés dedicó al atacante, que sonó minutos antes de comenzar el encuentro, así como el "Ya no puedo más" del ayer fallecido Camilo Sesto.

No obstante, el momento más emocionante llegó con el minuto de silencio que El Molinón guardó en recuerdo de la pequeña Xana, hija de Luis Enrique, y que falleció a causa de una larga enfermedad a los 9 años de edad. Las gaitas de la Marcha d'Antón El Neñu sonaron en su honor.

"Es un orgullo para Asturias tener a alguien como Quini", aseguró el luarqués José Álvarez antes de comenzar el encuentro, "lo dio todo por nosotros y ahora nosotros tenemos que devolverle algo de todo ello demostrando el cariño que le tenemos". Y así lo hizo El Molinón que no dejó de arropar a la Selección Española durante todo el encuentro, dejando incluso fluir la ola, al ritmo de "Manolo el del bombo" desde que comenzó el encuentro.

Desde Santander acudieron al partido Pablo Dermit y su familia. "Me gusta mucho Sergio Ramos, que es defensa como yo", aseguró el joven aficionado, que dejó su vaticinio: "ganaremos por lo menos por cinco, y con un gol de Ramos".Solo faltó el tanto del camero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"