Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los 30 goles de la disputa

El Avilés critica al Victoria por golear a su prebenjamín en inferioridad

El Victoria-Real Avilés de Segunda prebenjamín disputado el pasado fin de semana en Perlora ha traído cola. Los blanquiazules se presentaron al encuentro con sólo cuatro jugadores -en fútbol sala juegan cinco futbolistas- y el resultado fue un contundente 30-0 para los carreñenses. Ahora, los avilesinos culpan al Victoria de falta de decoro y creen que deberían haber levantado el pistón para que la goleada no fuese tal. Mientras, los perlorinos defienden que sí intentaron meter los menos goles posible y culpan del abultado marcado al Real Avilés: "Ellos incumplen la normativa y quieren que los malos de la película seamos nosotros".

Según explica Ulpiano Cervero, encargado de la cantera blanquiazul -gestión del club que mantiene Tejero-, el prebenjamín sólo dispone de cuatro fichas federativas actualmente. "Esperamos fichar más jugadores", adelanta. Aun así, y a sabiendas de que en la cancha juegan cinco futbolistas, cree que en el Victoria faltó tacto. "Cada uno actúa como quiere. Tenemos previsto llamar al presidente del Victoria para hablar con él. Nosotros no hubiésemos hecho eso. Además, los críos, que tienen 6 años, se disgustaron", lamenta.

Por su parte, el presidente del Victoria, que también asegura haber recibido una carta del padre de uno de los jugadores del Avilés reprochándoles la goleada, culpa del resultado a los blanquiazules. "No puede ser que se presenten con cuatro jugadores y sin fichas y que la culpa sea nuestra", argumenta su presidente, José Prendes, quien también afirma que no quisieron hacer sangre. "Nuestro entrenador pidió al árbitro que pitase el final 10 minutos antes de acabar y obligó a los jugadores a pasársela entre todos antes de anotar".

Compartir el artículo

stats