Poco más de un mes duró la aventura del central Jordi Pola en el Caudal. El jugador, cedido por el Sporting, y el club mierense, llegaron a un acuerdo para la rescisión de la vinculación que les unía. El defensa central apenas contó con oportunidades en el once de Manolo Simón y decidió salir del equipo.

Por el momento, el conjunto mierense no fichó a ningún sustituto. El secretario técnico del club mierense, Chuchi Collado, explicó que "vamos a ver que hay en el mercado, pero sin ninguna prisa". Ahora mismo, la plantilla caudalista solo tiene disponibles dos jugadores centrales, Keko y Omar, ya que Álvaro Cuello está lesionado desde hace meses y no se espera que vuelva al menos hasta febrero. Sin embargo, la solidez de la pareja de defensas titulares, unido a la polivalencia de otros jugadores como Mendi, permiten al cuadro del entrenador Manolo Simón tomarse con calma la búsqueda de un nuevo jugador.