07 de octubre de 2019
07.10.2019

Abatidos por fuego amigo

El Langreo, que sale del descenso por el goal average, cae con un tanto en propia puerta de Alain

07.10.2019 | 00:58
Adrián Llano y Gayoso tratan de robar el balón a Ruano, del Melilla.

El Unión Popular de Langreo sigue pagando caros sus errores. Tres puntos volaron ayer del Nuevo Ganzábal hacia Melilla en una jugada aislada que terminó con un gol en propia puerta de Alain mediada la segunda parte. El cuadro azulgrana, que dominó el balón en la mayor parte del choque, vio truncada su racha de tres partidos sin perder. Sin embargo, y paradójicamente, la derrota les ha sacado del descenso, ya que los resultados de sus rivales directos le han hecho subir, por el goal average, un puesto, y situarse en el de promoción.

Parecieron salir con más empuje al campo los locales, y fue Álvaro Gómez el primero en intentarlo con un tímido disparo. El Langreo anotó primero, pero el gol no subió al marcador. En el minuto once, Adrián Llano lograba un tanto que sería anulado por una mano de Jorge Hernández en el control previo al disparo del medio azulgrana.

Sin embargo, los jugadores del Melilla se rehicieron y comenzaron a ganar terreno al Langreo. Poco después llegaría una de las mejores ocasiones para el Melilla. Mawi se quedaba solo ante Dennis, que en el mano a mano resolvió sacándole con el pie el balón al delantero del Melilla. Entro el partido en una fase de mediocampismo, sin ocasiones claras para ninguno de los dos equipos. Hasta el minuto 39, cuando Cristian estuvo a punto de inaugurar el marcador tras una falta botada por Álvaro. El defensa del Langreo no llegó por poco a empujar el balón cuando tenía todo para marcar. Y en el 41 llegaría el minuto loco del partido. El capitán del Melilla, Mahanan, marcaría de cabeza a la salida de un córner, pero el colegiado determinó que había sido falta al portero. Mientras los jugadores del Melilla celebraban el tanto, Dennis botó la falta con celeridad, montando una contra entre Jorge y Davo. Un dos contra dos, que terminó cortando el línea por fuera de juego cuando el "10" del Langreo lo tenía todo de cara.

Tras el paso por vestuarios, los locales salieron de nuevo más metidos. Gayoso, primero, y Davo tras una jugada colectiva después, metían el miedo en el cuerpo a los melillenses. Sin embargo, en el minuto 63, llegaría el desastre. El lateral derecho Romero cogió un balón en su campo y comenzó a correr por banda en un sprint de 60 metros, hasta internarse en el área. Cuando estaba casi sin ángulo, realizó un centro-chut que despejó Dennis, con tan mala fortuna que el rechace golpeó en Alain y se coló en la meta local. 0-1 y a remar.

Dani Mori optó por meter a Allyson como última bala. Y casi le sale bien. Tanto el exdelantero del Oviedo como Carracedo, que acababa de entrar antes del tanto del Melilla, fueron dos puñales, aunque no tuvieron fortuna. Nada más salir, el propio Allyson tenía una ocasión tras revolverse en el área y disparar violentamente el balón, que el meta visitante logró sacar con el pie. El rechace pegó en Jorge Hernández, pero, al contrario que en el gol visitante, la pelota se fue fuera de los tres palos.

Poco más tarde sería Jorge, y en el descuento tanto Alain como Allyson pudieron hacer el tanto del empate. Pero el marcador no se movió, y los tres puntos fueron para un Melilla que jugó el descuento con diez por la expulsión de Ruano por doble amarilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"