Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un punto reconfortante para un invicto Caudal

Simón valora la actitud de evitar rendirse en el empate en Noreña

Davo encara a un jugador del Condal en el duelo celebrado en el Alejandro Ortea.

Davo encara a un jugador del Condal en el duelo celebrado en el Alejandro Ortea. FERNANDO RODRÍGUEZ

El Caudal es junto al Lealtad de Villaviciosa en único equipo invicto de Tercera División. Una condición que el domingo pudo mantener con un postrero gol de Cristian en Noreña ante el Condal (1-1), ya en el descuento, que aunque no supo a victoria, sí fue muy positivo para el equipo que dirige Manolo Simón.

Precisamente el míster caudalista valoraba la actitud de sus jugadores durante el choque. "Hay veces que te entra la ansiedad, o que cuando ves que generas ocasiones y no entran y vas por detrás en el marcador, arrojas la toalla o te puede la presión", señalaba, para agregar que "no fue nuestro caso, los chavales tuvieron una gran actitud, y al final el gol de Cristian fue un premio, que aunque no nos sabe a victoria, porque no lo es, sí demuestra que si peleas hasta el final puedes tener recompensa".

Un estado de alegría que tenía el vestuario caudalista al finalizar el choque en Noreña. "Los jugadores estaban contentos y espero que esto sea una lección para todos, porque ha sido un partido duro del que al final hemos logrado sacar un punto", apuntó Simón. Cuestionado sobre un posible penalti no señalado a favor de los caudalistas, el entrenador lo tiene claro: "Todo el mundo lo vio, el jugador del Condal llegó tarde, hizo una falta clarísima, y el árbitro estaba al lado, no lo pitó no sé porqué, porque verlo tuvo que verlo". Una opinión que tienen varios miembros del plantel blanquinegro sobre una jugada que pudo cambiar el devenir del choque.

"El Condal es un equipo difícil de ganar en su casa, y planteó un partido muy serio. Nosotros también pusimos nuestras armas sobre el campo, y al final pues nos mantenemos invictos", finalizaba el entrenador del Caudal.

El Caudal tuvo ayer su primera sesión de entrenamiento de la semana para preparar el partido que se disputará el domingo a las cinco de la tarde en el feudo mierense contra el Colunga, penúltimo clasificado. Hoy martes será la única jornada de descanso para la plantilla, que volverá al Hermanos Antuña mañana con, de momento, la única baja de Álvaro Cuello.

Compartir el artículo

stats