09 de octubre de 2019
09.10.2019

Inasequibles al desaliento

"Este equipo nunca baja los brazos", dice Manolo Díaz, técnico del Oviedo Femenino, tras iniciar la Liga con dos derrotas en casa

09.10.2019 | 00:57
Manolo Díaz da instrucciones a las jugadoras del Oviedo Femenino durante el derbi ante el Siero.

El Oviedo Femenino aspira cada temporada a estar en la pelea por meterse en la fase de ascenso a División de Honor, la máxima categoría femenina del balonmano español. El inicio de esta temporada, en el que ha perdido dos de los cuatro partidos que ha disputado, precisamente los dos que ha jugado en casa, no impide que el equipo siga manteniendo sus aspiraciones. Manolo Díaz, técnico del conjunto ovetense, considera que el equipo ha demostrado en más de una ocasión su capacidad para luchar por meterse en la fase de ascenso: "Este equipo nunca baja los brazos, en eso las chicas son de diez, siempre acaban luchando hasta el último instante de cada partido. En eso no somos dudosas, ni mucho menos", añade el técnico.

El Oviedo Femenino comenzó imponiéndose (15-27) en el derbi ante el Siero para después tropezar en su primer encuentro en casa (26-28 ante el San José Obrero Lanzarote), ganar de nuevo a domicilio (21-23 ante el Carballal) y volver a perder en La Florida el sábado pasado ante el Cleba de León (23-26). "Lo que nos ha pasado es lo que sucede cuando no terminas de coger la línea competitiva", explica el técnico. Es cierto que el equipo ovetense ha sufrido bajas muy sensibles, como la de Natalia Martínez, uno de los fichajes estrella para la temporada. Tampoco han podido contar hasta ahora con Paula de Villegas. "Está claro que son lesiones importantes, pero aquí no valen excusas, lo único que se puede hacer es ponerse a ver en qué podemos mejorar", señala Manolo Díaz.

El entrenador del equipo carbayón está convencido de que esta temporada todos los equipos van a sufrir, puesto que el nivel de la competición ha crecido bastante: "Antes eran tres o cuatro equipos los que se disputaban las plazas de fase de ascenso, en cambio, ahora son tres o cuatro los equipos que están un poco por debajo y el resto son parecidos y van a luchar por estar arriba".

La dificultad de los rivales justifica las derrotas en casa, aunque reconoce Díaz que "duelen un poco más". Y la única solución que encuentra es "seguir trabajando". "La ilusión inicial de todos es estar en la lucha de los equipos de arriba, ahora nos toca solucionar errores para conseguirlo", añade. La próxima cita, el domingo (13 horas) en la cancha del invicto Lanzarote Zonzomas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"