Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"He intentado sacar lo mejor de Cúper, de Fernando Vázquez..."

"La segunda vuelta nos dirá por qué objetivo podemos luchar, pero jugar a estar en el medio de la clasificación es aburrido"

César Gálvez dirige al equipo durante un entrenamiento.

César Gálvez dirige al equipo durante un entrenamiento. MARA VILLAMUZA

Se cumplen quince días desde su llegada al banquillo del Avilés. Un periodo que César Gálvez (San Sebastián, 1973) resume como "complicado, tenemos apenas dieciséis jugadores y muchos problemas burocráticos". En las dos jornadas que ha dirigido al equipo -desde un segundo plano dado que aún no se puede sentar

- ¿Cómo han sido sus primeros días en el club?

-La verdad que están siendo complicados, tenemos apenas dieciséis jugadores y muchos problemas burocráticos que nos impiden utilizar más futbolistas. Un poco de mala suerte.

- ¿Espera cambios en la plantilla? ¿Qué buscan?

-Estamos buscando y viendo jugadores, pero lo que queremos es que el que vaya a venir que sea superior a lo que ya tenemos, que nos den un plus. Necesitamos cuatro o cinco futbolistas. No porque esté descontento con algún jugador, pero necesitamos un delantero y un mediocentro defensivo, que sea fuerte en el centro.

- ¿Palpa tensión o presión alrededor del equipo?

-La presión es lo único que le quito a los jugadores, nos tiene que dar igual. Cuando era futbolista siempre me gustaba la presión y los retos. La segunda vuelta nos dirá por qué objetivo podemos luchar, pero jugar a estar en el medio de la tabla es aburrido. O te motivas para pelear por ascender o para luchar por no bajar, y creo que para mantener la categoría no vamos a tener problemas.

- ¿Siente que el domingo ante el Vallobín el Avilés se juega algo más que tres puntos?

-Para nosotros todos los partidos son importantes, somos decimosextos. Juegan los partidos muy presionados, tienen que salir a disfrutar y quitarles responsabilidad. El otro día, al acabar el partido contra el Urraca, entré en el vestuario y me dio un subidón porque los jugadores estaban hundidos, como si hubieran perdido 5-0, eso es que piensan en grande. Se parten el alma todos los días.

- ¿Cuándo se dio cuenta de que quería ser entrenador?

-Uno ya nace para ser entrenador, es algo que lo llevas dentro o no, como ser futbolista. Un futbolista creo que nace ya para ello, después puede tener buenas bases o lo pueden ayudar y enseñar.

- ¿Le marcó alguien?

-He intentado sacar lo mejor y lo más positivo de los entrenadores que he tenido como Héctor Cúper, Fernando Vázquez, al cual quiero mucho, Mario Gómez, Felipe Mesones...

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats