03 de noviembre de 2019
03.11.2019

El ADBA, ante el "efecto Wizink"

Juanjo García ensaya el contacto visual para dar órdenes a sus jugadoras ante el Estudiantes

03.11.2019 | 00:17
La expedición del ADBA que ayer puso rumbo a Madrid.

"No es lo mismo jugar ante 100 espectadores que en un pabellón que va a albergar a 13.000 espectadores". Esa premisa de Juanjo García, el entrenador del ADBA, es la que ha seguido el canario para preparar los entrenamientos del conjunto avilesino a lo largo de toda la semana ante el duelo de hoy contra el Estudiantes, a las 12.30 horas en el Wizink Center de Madrid. El entrenador del equipo asturiano ha insistido a sus jugadoras en mantener el contacto visual durante todo el encuentro, con el objetivo de que el ruido del impresionante ambiente que se barrunta en la capital no interfiera en sus instrucciones.

El ADBA, que en los despachos atraviesa una de sus peores crisis por la falta de un patrocinador, vive en lo deportivo un momento dulce. Visita al Estudiantes de Madrid en lo que se presume será la gran fiesta del balonmano femenino. Las de Juanjo García, que viajaron ayer a tierras madrileñas, esperan no ser unas meras invitadas y aspiran a mojarle la oreja a las madrileñas.

"Son un equipo pensado para subir a Liga Femenina, tienen algunas de las mejores jugadores de la categoría. Contra Ferrol competimos dos cuartos, esperamos poder subir el nivel. Nos tomamos el partido como uno más", aseveró García sobre la difícil papeleta que afrontan sobre el parqué de la cancha del Movistar Estudiantes.

García asegura que ha sido de las mejores semanas de entrenamientos desde su llegada a Avilés. "Ha sido especial, está claro", cuenta el técnico. El conjunto avilesino aspira a poder entrar en la historia del baloncesto femenino nacional y de paso se reencuentra con Andrea Malanda, que durante años dirigió el juego avilesino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro 42 pasiones hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la identidad sonora de LaLiga